Dom. Nov 27th, 2022

Los usuarios domiciliarios detectaron que las facturas del consumo de luz que están llegando a sus hogares vienen con un aumento brusco en el monto a pagar. En el Ente Provincial Regulador de la Electricidad -EPRE- explicaron ayer que es por el aumento del precio de la energía por un lado, y porque la distribuidora está cobrando los consumos de los días fríos. Hay un aumento del 14% promedio que estableció el EPRE para la tarifa eléctrica de distribución que sólo aplica en San Juan, y además un incremento del 9% en promedio, dispuesto por la Secretaría de Energía de la Nación.

La segmentación tarifaria y quita de subsidios para residenciales todavía no impacta. Comenzó a regir el 1 de octubre (se postergó un mes) y empezará a verse reflejada en las boletas que empiecen a llegar en diciembre a los domicilios que corresponda. La excepción son las pymes e industrias, para quienes no hubo prórroga y se aplica la segmentación tarifaria desde el 1 de septiembre, y por lo tanto, esos sectores han comenzado a recibir las boletas con la quita de subsidios y aumentos de entre el 20 y 25% (ver La quita de…).

El gerente general del EPRE, Cristian Peluffo, informó que ‘esto que están advirtiendo ahora los usuarios es el aumento de la temporada de consumo invernal, el consumo estacional; sumado a los ajustes de la tarifa de la energía y al aumento del 14% de la distribución, que es el último aumento que hubo en San Juan’. Explicó que el incremento local proviene de la Revisión Tarifaria del 15 de julio pasado en audiencia pública, que se empezó a aplicar para los consumos a partir del 4 de agosto. Se trata de un aumento promedio del 14% respecto de la tarifa que había antes, y el impacto de este aumento se empieza a sentir con la factura que empezó a llegar a partir de este mes. Además la Secretaría de Energía de la Nación definió en julio pasado un incremento del 9% en promedio, para todo el país, con efecto también a partir de los consumos del mes de agosto, que son los que se están cobrando ahora. Este aumento tiene un impacto menor en la tarifa del transporte eléctrico hasta San Juan, pero de todas formas, suma; y que combinado con el mayor consumo de invierno y el ajuste local, se hace notar.

Por último, Peluffo agregó que cada aumento que se produce del lado izquierdo de la factura, impacta en el lado derecho donde se registra la cuestión impositiva, cuyo principal componente es el IVA y también los cargos municipales. Con la llegada de facturas, las quejas se multiplicaron en las redes sociales, en el edificio de Energía San Juan y en el EPRE. Por ejemplo, un usuario residencial de Pocito que pagó en septiembre $2.802,61, ese mes recibió una boleta por $5.613,77. Otro caso es el de un domicilio de Santa Lucía, que tuvo una factura de luz el mes pasado de $3.100 y ahora recibió un importe de $5.900.

La quita de subsidios a los residenciales comenzó a partir del consumo del 1 de octubre. Los usuarios de Nivel 1, de mayores ingresos, o aquellos que no se inscribieron para mantener el subsidio les comenzará a llegar la tarifa plena con la boleta de diciembre. Para los de nivel 3, de ingresos medios, los primeros 400 kw/h vienen con subsidio y los consumos extras a ese tope, se les aplica tarifa plena.

Queja de industriales

Con respecto al Cargo Único Municipal que se cobra en la boleta de luz, desde el EPRE reiteraron que desde el Acuerdo San Juan se estableció que este va a aumentar sólo cuando haya aumento de los costos para prestar el servicio de alumbrado público.

Convocatoria

Más del 30% de usuarios sanjuaninos está encuadrado en el Nivel 1 de altos ingresos y sufrirá la quita total de subsidios eléctricos. Desde el EPRE siguen convocando a quienes no se anotaron aún y pueden hacerlo, para poder permanecer con el subsidio.

  • La quita de los subsidios a pymes

Según lo estableció el Gobierno nacional, para los consumos eléctricos se empezó a aplicar lo que se denomina Segmentación tarifaria, que es una reducción del subsidio a determinados sectores de la población. A partir del 1 de septiembre empezó la quita de subsidios para el sector no residencial, es decir para las pymes e industrias, que comenzaron a ver este impacto de la quita a partir de las facturas que están empezando a llegar y cuyo pago vence en noviembre. Peluffo explicó que las pymes reciben facturas mensuales. Agregó que este es el primer escalón de la quita de subsidios, que implica aproximadamente un incremento del 20 al 25%.

Ocurre que la Nación anunció que iba a ser una quita de subsidios progresiva durante tres bimestres; es decir, que al cabo de seis meses en teoría debería llegar a quitarse la totalidad del subsidio. Pero hasta ahora lo único que han decidido las autoridades nacionales es el primer escalón, y no hay ninguna información de si van a seguir con los otros escalones como estaba previsto.

 

fuente: diario de cuyo