Vie. Abr 23rd, 2021

Este martes el Fuero Especial de Flagrancia resolvió castigar a los “galleros” de Caucete que el fin de semana pasado fueron detenidos por participar de una riña de gallos en ese departamento. El organismo judicial utilizó la figura de la suspensión del juicio a prueba por 1 año y les impuso a los responsables la obligación de realizar tareas comunitarias durante 3 meses. Además, deberán pagar $4000 cada uno en concepto de reparación simbólica en especie con leche larga vida marca La Serenísima u otra de primera marca y azúcar Ledesma o Fronterita destinado a los merenderos Asociación Civil Ayuda a Ayudar y Villa Santa Clara, en Carpintería.

Los aprehendidos fueron Miguel Antonio Villanueva (51), Edgardo Fabián Riarte (41) Juan Ramón Julio (41) y Lorenzo Domingo Godoy (71).

Según fuentes judiciales el domingo 12 de julio alrededor de las 15:30, personal de la Comisaría 9ª de Caucete es comisionado por la operadora del CISEM a calle San Isidro y Paso de los Andes, distrito El Rincón. Un llamado alertó sobre la realización de riñas de gallos en una finca de ese lugar.

Al ingresar los policías al interior del establecimiento al cual se accede a pie o por callejones, observaron a unas 20 personas saliendo de un galpón, quienes, al advertir la presencia policial se fugaron por los parrales, aunque los uniformados detuvieron a cuatro personas.

Al requisar la finca, los policías encontraron un microestadio de pelea de gallos o riñas clandestinas, muy bien acondicionado. Con gran cantidad de bebidas alcohólicas y gaseosas en un lugar que funcionaba como cantina, pizarras para anotar, jaulas, cinco gallos dentro de unas bolsas de cuero y de madera. Los animales estaban vivos y en muy mal estado.