Mar. May 11th, 2021

La mujer escapó por los fondos mientras gritaba y cuando los efectivos llegaron encontraron al agresor en el piso y cubierto de sangre.

Un hecho de violencia de generó derivó en un acto de justicia por mano propia por parte de los vecinos de la víctima, anoche, en Caucete. Un hombre atacó a su pareja después de una discusión y la mujer logró huir gritando. Al escucharla, los vecinos llamaron a la Policía y, mientras tanto, golpearon al hombre para que no escapara. Al llegar los efectivos lo encontraron tirado en el piso y cubierto de sangre.

Según indicaron fuentes del Ministerio Público Fiscal, el hombre que maltrató a su mujer fue identificado como Javier Castro. Ambos tienen un relación de 6 años de antigüedad y tres hijos de 4, 2 y 1 año. Además con otros dos menores, de 11 y 8 años, de una relación anterior.

Anoche, alrededor de las 23, la mujer regresó a su casa y encontró a Castro tomando bebidas que ambos tenían para vender en un kiosco que tienen en la casa. Como consecuencia,se  acercó y le hizo un reclamo. Ante la situación se inició una discusión y Castro la pateó en sus piernas, todo ello frente a sus hijos.

En medio del temor, porque ya había sufrido agresiones por parte de su pareja en otras oportunidades, la víctima empezó a gritar y correr, pasó un alambrado que divide el terreno y desesperada huyó por la ruta.

Pasados unos minutos vio pasar un móvil policial, presumiendo que se dirigía a su domicilio ya que habían varios vecinos en la calle e imaginó que ellos podrían haber llamado. Una vez en la vivienda, observó a su pareja en el piso, todo cubierto de sangre.

Luego supo que los vecinos al escuchar sus gritos, habían sacados a los niños de la casa y los habían puesto al resguardo en una vivienda cercana a la vez que redujeron a Castro a los golpes.

El imputado fue atendido por personal médico y luego, detenido en la Comisaría 9na. Intervino el Fuero especial de Flagrancia y la víctima recibidó asistencia en el Centro CAVIG.

Diario de Cuyo
Imagen Ilustrativa