Jue. May 6th, 2021

A penas se conoció la medida del gobernador Sergio Uñac de bajar los sueldos de la planta política en un 30%, varios intendentes expresaron su interés en adherir para de esta forma paliar los efectos que generará la pandemia del coronavirus en la provincia.

Los primeros que lo hicieron fueron el intendente Emilio Baistrocchi de Capital; el de San Martín, Cristian Andino; y la de Caucete, Romina Rosas. En algunos de estos casos, la planta de personal político que tienen es reducida pero igual el recorte generará un importante impacto que permitirá orientarse especialmente a asistencia social.

«Estamos esperando los detalles de la medida. Ya conocemos la medida general y estamos ante un momento extraordinario. Nosotros en el municipio estamos coordinando las acciones con lo que pasa a nivel nacional y provincial», explicó en radio Sarmiento, Emilio Baistrocchi quien cuenta en Capital con una planta política de 120 personas.

Al igual que en la provincial, el dinero irá destinado a un fondo que se invertirá en acciones de seguridad y salud. «Es probable que el concejo tenga que hacer una adhesión. Todos estamos comprometidos, tanto oficialismo como oposición. Esto es sumamente reciente, de ayer a la noche, a la madrugada», finalizó Baistrocchi.

Por su parte, Cristian Andino explicó que se suma a la medida del gobernador con el fin de hacer frente a la crisis económica y social que pueda desatarse por el coronavirus. «Todo irá para asistencia social de las familias más vulnerables. Tenemos un grupo de familias con realidades normales que hay que ayudar pero con esto que pasa hoy se va a ampliar. Hay mucha gente que sale día a día a trabajar y ahora no tiene la posibilidad de salir, y estos fondos serán destinados a ellos«, agregó Andino en Sarmiento.

En San Martín, la planta política cuenta con 6 personas, fuera del Concejo Deliberante que será convocada a adherir a la medida en las próximas horas.

En tanto, Romina Rosas de Caucete también explicó que la planta política no es muy grande, alrededor de 10 personas, y que harán el sacrificio con el fin de ayudar a los sectores más vulnerables del departamento.

«Será de la misma manera que la provincia, un recorte del 30%. En este momento tenemos grandes gastos que tienen que ver con la asistencia social y destinarlo a las personas que viven del día a día y nuestro departamento vive de eso. Hay muchos que viven del trabajo estacional», agregó.