Spread the love

La víctima tenía 75 años y sufrió el inesperado accidente en el interior de su casa en las afueras la villa cabecera de Caucete.

Una anciana de 75 años sufrió un absurdo accidente doméstico al atragantarse con comida y murió en su casa en las afueras de la villa cabecera de Caucete. La presunción es que se asfixió antes que pudieran auxiliarla.

La tragedia tuvo lugar este jueves al mediodía en una vivienda en inmediaciones de las calles Colón y San Isidro en el distrito El Rincón, Caucete. La fallecida se llamaba Rosa Nilda Flores, de 75 años, quien estaba con una sobrina y un sobrino nieto cuando empezó a ahogarse, de acuerdo las primeras versiones. Un investigador contó que, según dijo un pariente, la abuela estaba comiendo un trozo de mondongo.

El caso es investigado por el fiscal Francisco Pizarro y los ayudantes fiscales Mariano Carrera y Maximiliano Gerarduzzi, de la UFI Delitos Especiales, con intervención de la jueza de garantías Celia Maldonado. Los primeros en llegar fueron los efectivos policiales del Comando Radioeléctrico Este y después los uniformados de la Comisaría 37ma, que constataron que la mujer mayor ya se encontraba sin vida.

Los investigadores tomaron testimonios y surgió la versión que la familia había almorzado aún, fue en esos momentos en que Rosa Flores se llevó a la boca un trozo de mondongo. Ahí supuestamente se atragantó y empezó a ahogarse. Se supone que fue así que se asfixió y sufrió el paro cardiorrespiratorio que le quitó la vida.

En la UFI Delitos Especiales manejan la hipótesis de que se trató de una muerte sin asistencia médica o un accidente doméstico. Ahora esperan el informe forense para conocer a ciencia cierta de qué murió la anciana de 75 años, pero afirmaron no hay ningún hecho doloso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *