Spread the love

Un agente de la seccional 5ta de Santa Lucía, identificado como Eduardo Andrés Gauna Rodríguez, enfrentará una imputación por parte de la Fiscalía debido a su presunta negligencia en la facilitación de la fuga de dos detenidos el pasado 2 de diciembre.

El fiscal coordinador, Iván Grassi, junto con sus colaboradores de la Unidad Fiscal de Delitos Especiales, han recopilado elementos que sugieren que Gauna Rodríguez propició la evasión de Rodrigo Escalante y Facundo Bazán al dejar la puerta de su calabozo abierta. El delito imputado será facilitación culposa de evasión.

La investigación reveló que el incidente tuvo lugar a las 10:42 del 2 de diciembre, cuando el agente abrió la puerta del calabozo para liberar a un grupo de contraventores. Sin embargo, tras la salida de estos, Gauna Rodríguez no cerró con candado la puerta, permitiendo a Escalante y Bazán aprovechar la oportunidad para escapar.

Las imágenes de una cámara interna de la seccional 5ta capturaron el momento en que uno de los fugitivos se asomó antes de dirigirse con su cómplice hacia la cocina y finalmente hacia la calle.

A pesar de su fuga, la clandestinidad de ambos fugitivos fue «efímera». Facundo Bazán fue detenido ese mismo sábado por la tarde, mientras que Rodrigo Escalante fue capturado tres días después, el martes.

No obstante, la historia de Escalante ya estaba entrelazada con otra investigación relacionada con el robo de aproximadamente 60 millones de pesos (en moneda nacional y extranjera) perpetrado por una banda el 17 de octubre en la firma Perforaciones Vaquer. A pesar de su detención en relación con este caso, Escalante y otros cinco implicados recuperaron su libertad debido a la falta de pruebas según el Segundo Juzgado de Instrucción.

La Fiscalía ha solicitado una audiencia para imputar formalmente a Gauna Rodríguez por facilitación culposa de evasión. Aunque el caso podría concluir con una condena en caso de que el acusado admita su culpabilidad y acuerde un juicio abreviado. La investigación continúa abierta, y no se descarta la posibilidad de que se revele un comportamiento más grave por parte del agente de policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *