Spread the love

La pobreza infantil en Argentina pegó un salto y alcanza a 7 de cada 10 chicos, según las estimaciones para el primer trimestre de este año a cargo de Unicef. La indigencia llegaría al 34%, según un informe publicado ayer, en un contexto de alta inflación que impacta de lleno en la canasta básica.

La indigencia en niñas y niños en Argentina aumentó al 14,3% en el primer semestre de 2023, lo que equivale a 1,8 millones de chicas y chicos, 250 mil más en comparación a 2022. Y de acuerdo con estimaciones del organismo, el escenario empeoró hacia finales del año pasado con la devaluación hasta alcanzar al 19,4% de la población infantil. Son 630 mil chicas y chicos más que viven en hogares que no cubren la canasta básica de alimentos.

En tanto, la pobreza monetaria afecta al 57% de niñas y niños, lo que equivale a 7,1 millones de chicas y chicos. El organismo para la infancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que el presupuesto nacional destinado a niñez muestra, al día de hoy, una caída del 75% en términos reales.

«El presupuesto constituye una herramienta clave para aportar elementos desde la política fiscal que garanticen el cumplimiento de los derechos de la infancia y la adolescencia», explicó Luisa Brumana, representante de Unicef Argentina, al presentar los informes enmarcados en los monitoreos sobre la situación de la niñez y la adolescencia que realiza la organización de forma continua desde 2016.

«Con esta información, buscamos contribuir a la toma de decisiones de los gobiernos, en cumplimiento con los planes de trabajo acordados con el Estado nacional, y a partir del mandato establecido en la Convención de los Derechos del Niño», señaló.

Según el Fondo Internacional de Emergencia Infantil de las Naciones Unidas (Unicef, por sus siglas en inglés), la implementación de políticas nacionales claves para la infancia muestra «signos de alerta» en lo que va de 2024: «Se registra un número importante de iniciativas que muestran niveles de ejecución nulos o casi nulos», como el fortalecimiento edilicio de jardines de infantes y Plan Nacional de Primera Infancia, entre otros. Según Unicef, en hogares con poca educación, la pobreza infantil llega a 83%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *