Sáb. Oct 1st, 2022

Al cumplir dos años preso sin condena, en la mañana de hoy recuperó la libertar el bodeguero de 63 años procesado por el presunto abuso y corrupción sexual de su propio hijo y de otros dos chicos adolescentes, hijos de su expareja.

La justicia entiende que el hombre no entorpecerá la investigación ni se fugará mientras dure el proceso.

A principios de diciembre del año pasado, un fallo de la Sala II de la Cámara Penal le abrió la puerta a la libertad, es que el tribunal anuló una parte del caso (desde la vista al fiscal para que formule acusación), apartó al juez y al fiscal que lo investigaban porque ya opinaron, ordenó incorporar dos pruebas claves que no le permitieron agregar y cualquier otra que crea conveniente a sus intereses.

Así, el caso volverá a la etapa de investigación, ya sin el juez Guillermo Adárvez y, en principio, con su par Martín Heredia Zaldo (Cuarto Juzgado de Instrucción). La fiscal Ana Lía Larrea que ya había pedido elevar la causa a juicio, también fue apartada aunque no se sabe quien la remplazará.
El nuevo juez y el nuevo fiscal también deberán incorporar como pruebas las denuncias del empresario contra su expareja, madre de los tres chicos. Y cualquier otra pertinente que la defensa solicite.

Es que el tribunal entendió que el juez Adárvez no debió rechazar el ofrecimiento de pruebas del empresario, porque así violaba su derecho de defensa. Por eso anuló todo desde el momento en que negó esa posibilidad y le pasó el caso al fiscal para que formule la acusación, que es la base del juicio.