Spread the love

Un hombre de 38 años estaba en el techo de su vivienda cuando por motivos que se desconocen, tocó un cable con energía eléctrica y recibió una descarga.

No sólo sufrió el shock eléctrico sino que se precipitó con violencia contra el suelo. El hecho ocurrió en una casa del barrio Sendero del Este, en 9 de Julio.

Fue hospitalizado de urgencia y milagrosamente se encuentra fuera de peligro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *