Jue. Jul 7th, 2022

La temporada de otoño llegó a su fin y se brindaron detalles reveladores sobre el proceso del clima, ya que fue el más frío en 46 años. Ahora se lleva adelante el Solsticio de Invierno para este 21 de junio: de qué se trata y cuándo se desarrolla la noche más larga del año.

Este martes 21 de junio se dio por finalizado el otoño para darle la bienvenida al invierno. Según datos otorgados por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), esta estación fue la más fría en 46 años. Además, se posicionó como la quinta más fría en 62 años, habiéndose registrado anteriormente en 1965, 1968, 1971 y 1976.

Por otro lado, y por si fuera poco, el SMN no da margen a una mejoría en las temperaturas para los meses que vienen. Según la entidad meteorológica, el invierno que comienza este 21 de junio estará por debajo de las temperaturas promedio de estas fechas.

El aire polar avanzó gradualmente hacia el centro y norte del país y su paso dejó algunos récords de frío y heladas intensas. En sintonía con este dato, la Ciudad de Buenos Aires amaneció entre las más frías del país a fines de abril y por otra parte, una localidad de la provincia de Río Negro fue la más fría del país con 15 grados bajo cero a principios de junio.

De esta manera, el cambio climático se hizo notar de manera contundente en distintos puntos de Argentina. Lo que está por comenzar es el Solsticio de Invierno, un fenómeno astronómico que marca el inicio del invierno. Esto se traduce al día más corto y la noche más larga del año.

Qué es el Solsticio de Invierno y cuándo es la noche más larga

La palabra solsticio viene del latín «sol quieto» y sucede dos veces al año: en junio y diciembre. Esta jornada también marca el comienzo de la «estación seca», donde las lluvias escasean y se siente un frío caracterizado por una brisa más fresca.

Además habrá menos luz, por lo que será la noche más larga del año con una duración exacta de 9 horas y 49 minutos.

Por qué se producen los Solsticios

Estos fenómenos ocurren porque el eje de rotación de la Tierra está inclinado unos 23,4 grados respecto a la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Esta inclinación es la que provoca las distintas estaciones de nuestro planeta, debido a que los hemisferios norte y sur reciben cantidades desiguales de luz solar a lo largo de un año.

Se produce durante junio, cuando el hemisferio sur ingresa en la estación que experimenta la menor exposición al Sol, con su Polo Sur a mayor distancia de la estrella. Por su parte, el hemisferio norte atraviesa el fenómeno opuesto: el Polo Norte se acerca al Sol y el día es el más largo del año, con la noche más corta.

El vínculo del Solsticio de Invierno con los pueblos originarios

Según el día que empiece el Solsticio de Invierno, se celebra el Wiñoy Tripantu, el año nuevo de los pueblos originarios donde cada comunidad tiene su propia ceremonia. Allí se reúnen desde la tarde preparando el fuego, hay espacios de escucha, charla y consejos de parte de las autoridades espirituales, así como también se comparten alimentos, se realizan cantos y danzas.

Wiñoy Tripantu significa «la nueva salida al Sol»  e implica la repetición de un ciclo y un cambio de la naturaleza, que se prepara para un renacimiento.

 

fuente: el destape