fbpx
Spread the love

Tras la derrota electoral del oficialismo en las PASO, la fuerte devaluación del peso que aplicó el Gobierno por exigencia del FMI tuvo un inevitable impacto en los precios de la economía. La situación obligó al ministro y candidato presidencial, Sergio Massa, a apurar una serie de medidas para compensar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, que se harán públicas a partir de este jueves y durante los próximos días.

“Este lío (la aceleración de la inflación tras el salto cambiario lo vamos a acomodar y ya desde mañana (por este jueves) se van a conocer anuncios respecto de estabilidad de precios y situaciones de compensación del daño que la devaluación genera en el bolsillo de la gente”, explicó el ministro de Economía en el programa A Dos Voces, por TN.

Para este jueves, desde la cartera económica se darán detalles en lo que refiere al nuevo acuerdo del programa Precios Justos y un alivio fiscal para empresas. También habrá una nueva discusión con la industria farmacéutica por el programa de medicamentos para los jubilados del PAMI.

De algún modo, el Gobierno reactiva la estrategia de “palo y zanahoria” para renegociar y mantener acuerdos de precios con los empresarios. Es decir, si aumentan en las proporciones que pide Economía, podrían tener a cambio beneficios impositivos.

En ese contexto, el nuevo negociador oficial, el jefe de la Aduana, Guillermo Michel, habló de habilitar subas del 5% en agosto, septiembre y octubre para contener la escalada de inflación de los próximos 90 días.

La decisión del Banco Central de devaluar fuerte el peso tuvo inmediato correlato en los valores de los principales alimentos de la canasta básica, como la carne, verduras, frutas y pan. Solo entre el martes y miércoles, los precios de los alimentos frescos aumentaron entre 15% y 30%.

La situación ya impacta en el bolsillo y también en el índice de inflación de agosto, que los analistas proyectan en dos dígitos.

Ante ese escenario, Economía trabaja en una suma fija para trabajadores registrados con salarios más bajos, también en un nuevo refuerzo para las asignaciones familiares del sistema Cuna (ex Suaf) y de la AUH.

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que la semana que viene darán a conocer nuevos aumentos en las asignaciones familiares y AUH (Foto: Ministerio de Economía)

Hasta el momento no trascendieron posibles montos, aunque podrían estar en línea con el impacto inicial de la devaluación. La AUH aumentará en septiembre 23,3%, por la fórmula de movilidad. El extra podría ser mediante la tarjeta Alimentar, que reciben los beneficiarios de la asignación universal; AUE; madres de 7 o más hijos que perciben Pensiones No Contributivas (PNC) y trabajadores rurales temporarios o estacionales.

También en el refuerzo a los trabajadores se desconoce qué indicador utilizarpa para la compensación: el porcentaje de devaluación o el de inflación.

Previo a las PASO, Massa ya había adelantado quetrabajaba en una suma fija a quienes perciben los salarios más bajos. Si se toman los sueldos brutos de $180.000 de diciembre, que fueron los que recibieron el refuerzo de fin de año, y se lo actualiza siguiendo la inflación, ese parámetro debería estar hoy en $303.000.

En tanto, si tomara la canasta básica, el último dato oficial es de $232.426,83. Con ese parámetro, compensar la devaluación implicaría, de mínima, unos $50.000 extra como pide su excontrincante en la interna de Unión por la Patria, Juan Grabois.

“La gente tiene que saber es que sabemos lo que le pasa y sabemos el daño que la devaluación hace en términos de incertidumbre, pero también tiene que saber que al Fondo no lo traje yo”, insistió Massa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *