Spread the love

El EPRE (Ente Provincial Regulador de la Energía) calculó que cerca de 10.000 usuarios sanjuaninos podrían perder sus subsidios de luz, a pesar de que están en condiciones de recibirlos. Esto se debe a que en un principio no debían inscribirse en un registro, pero Nación cambió el sistema y ahora este paso es obligatorio. Iniciaron una campaña para dar con todos ellos y a la vez pedirán una prórroga. Esto afectará especialmente a los hogares de menores ingresos de la provincia. El impacto significará que se triplicará el costo de la factura en caso de no completar la instancia.

En total son 17.018 los suministros que hasta ahora están en condiciones de perder los subsidios de Nación. Este universo corresponde a quienes hasta ahora reciben también fondos de la provincia para alivianar el costo de las facturas, a través de la tarifa social. Este grupo, explicó el vicepresidente del EPRE, Roberto Ferrero, no debían inscribirse en el Registro de Acceso a los Subsidios de Energía (RASE). Es que la provincia informaba a la Secretaría de Energía de la Nación que eran los que percibían el subsidio provincial. Pero hubo un cambio desde la autoridad nacional y ahora les exigirán también a estos completar el paso.

Esto encendió las alarmas en el organismo local y salieron a buscar a los hogares, para que se inscriban en el registro y de esta manera eviten perder la ayuda económica nacional. Hicieron una investigación y calculan que de los más de 17.000, hay 10.000 que cumplen con los requisitos para recibirlo. El resto son viviendas que antes eran parte de la categoría N2 (la de menores ingresos), pero ahora hay otros usuarios o incluso están ocupados por negocios barriales y por lo tanto ya no deberían percibirlo.

Ferrero explicó que han enviado un aviso con las facturas de energía para que todas estas personas completen el registro. También empezaron campañas de difusión en medios de comunicación y redes sociales. Pero, ante la posibilidad de que haya personas que no se enteren, también están pidiendo una prórroga a la Secretaría de Energía de la Nación para extender el plazo límite, que hoy es el próximo 8 de agosto.

Quienes no completen la inscripción en el registro pasarán de estar en la categoría N2 a N1, esta última es la que contempla a las familias de mayores ingresos. Esto significa que perderán por completo los subsidios nacionales. El salto en el precio que pagarán implica que se triplicará el costo de cada factura que pagan a la distribuidora. En la actualidad una vivienda que paga su factura sin ayuda del Estado tiene un costo por kW de 150 a 180 pesos, explicó Ferrero. Quienes reciben subsidio por ser del margen de menores ingresos, pagan un tercio de esto.

Para poder agilizar el proceso de inscripción, a fin de que nadie que lo necesita pierda el subsidio, la autoridad local puso a disposición distintos medios para completar el RASE. Esto se puede hacer online, a través de la plataforma MI Argentina, en las oficinas de la distribuidora, que puede ser Naturgy (la ex Energía San Juan) o Decsa en el caso de vecinos de Caucete. También estarán habilitadas ventanillas en el EPRE. El trámite requiere llenar un formulario donde se aclaran los ingresos del grupo familiar, el número de suministro, datos del titular y lugar de residencia. Ferrero destacó la importancia de que realicen el trámite cuanto antes, para no verse afectados por la quita de subsidios pendiente.

Usuarios medios

Existe otro tipo de usuario que deberá estar atento a su categoría. Es que en la provincia el grueso de los usuarios corresponde al grupo de ingresos bajos. Son aquellos que reciben ingresos por menos de una canasta básica total, que equivale a 799.181,03 pesos. Estos representan el 55,5% de los usuarios de la provincia, que son en total 246.965. Pero además de estos y los de mayores ingresos, que perciben 3,5 o más canastas básicas, están los N3, que son los de ingresos medios. De estos últimos, que representan el 15,5% de las viviendas, creen que hasta un 30% podría haber bajado a la categoría N2. Esto se debe a que el aumento de los salarios promedio quedó por debajo de las subas de inflación. También entrarían en este grupo que cambió de categoría quienes se quedaron sin trabajo en los últimos meses. Estos usuarios pueden volver a pedir la categoría, solicitando la mayor cobertura de subsidios.

  • Cómo saber el tipo de usuario
Mayores ingresos

Se los denomina N1, corresponde a los grupos familiares que perciben más de 3,5 canastas básicas, en un hogar con 2 adultos y 2 menores. No tienen subsidios y en San Juan son el 29% de los hogares.

Ingresos medios
La categoría N3 corresponde a una familia que recibe entre 1 y 3,5 canastas básicas de ingreso, hasta dos inmuebles y un vehículo. Tienen subsidio por un 50% y en San Juan son el 15,5% de los hogares.

Menores ingresos
Es la categoría N2, son familias con ingresos menores a una canasta básica o con uno de sus integrantes con discapacidad. En San Juan son el 55,5% de los hogares y tienen subsidios por el 75% de la factura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *