Dom. Feb 5th, 2023

La directora del PAMI, Luana Volnovich, anunció el pago de un bono de $ 10.000 para un millón de jubilados mayores a 80 años que perciban hasta un haber y medio jubilatorio. Según se informó, los beneficiarios podrán empezar a cobrar la suma este mismo diciembre.

En una conferencia de prensa junto al ministro de Economía, Sergio Massa, Volnovich explicó que los beneficiarios «serán integrados en forma automática en los meses siguientes al Programa Alimentario del PAMI, cobrando $ 2.500 todos los meses». En tanto, el ministro aseguró que el pago permitirá «mejorar los ingresos jubilatorios y recuperar el poder de compra mientras se produce el descenso de la inflación».  Y agregó: «La medida es posible porque se hace con recursos propios del PAMI».

“La idea es mejorar los ingresos jubilatorios, a medida que vamos recorriendo un camino de descenso de la inflación”, señaló Massa, quien añadió que “esta medida es posible básicamente porque se hace con recursos propios del PAMI, a partir de un ahorro y de un proceso de buena administración, que nos permite llevar adelante este refuerzo”. En ese sentido, sumó: “Ningún jubilado de más de 80 años va a cobrar menos de $95.000 cuando vaya a cobrar su jubilación, más el aguinaldo, más esta asignación de refuerzo. Eso se complementa además con el programa de medicamentos gratuitos, una inversión que se lleva adelante con recursos propios, sin que lo sufra el jubilado de su bolsillo”.

Por su parte, Volnovich soslayó: “Estamos universalizando el histórico programa alimentario de PAMI, llamado coloquialmente bolsón. Llevamos el beneficio a 1 millón de personas y cubrimos una vieja demanda de los centros de jubilados que tenían listas de esperas hace años”. Además, remarcó que “el programa alimentario había sido completamente desfinanciado por la gestión de Macri y Ocaña». A su vez, subrayó: «Sin aumentos y sin nuevas altas se fue destruyendo su poder adquisitivo y poniendo en riesgo así la salud de personas con gran vulnerabilidad”.

«De esta manera contribuimos con un refuerzo que protege a los más vulnerables y pone en valor el esfuerzo de los casi 4000 centros de jubilados que hace décadas acercan las políticas sociopreventivas del Pami a sus comunidades Este programa es financiado por el impuesto país aprobado por ley por el congreso nacional en el año 2019», cerró Volnovich.

Avanza la moratoria previsional

El Frente de Todos (FdT) consiguió en la Cámara de Diputados, junto con legisladores provinciales, emitir dictamen favorable al proyecto para implementar un nuevo plan de pago de deuda previsional, mientras que Juntos por el Cambio propuso un sistema de prestación proporcional y rechazó la instrumentación de nuevas moratorias. El proyecto del oficialismo para instrumentar una moratoria previsional busca regularizar el ingreso de aportes para personas en edad de jubilarse, y para aquellos que tengan faltantes de cara al futuro.

La decisión se adoptó en un plenario de las comisiones de Previsión y Seguridad Social y Presupuesto, presididas por los oficialistas Marisa Uceda y Carlos Heller, que se realizó en el Edificio Anexo de la Cámara baja. El dictamen del FDT obtuvo 39 firmas entre las dos comisiones, mientras que Juntos por el Cambio pidió plazo para poder presentar su despacho hasta mañana, y la izquierda presentó su propio despacho.

El proyecto, cuya autoría corresponde a la mendocina Anabel Fernández Sagasti, establece que el plan de beneficios se conformará de una Unidad de Pago y de una Unidad de Cancelación de Aportes para trabajadores en actividad. En el artículo 3 se establece que los períodos a incluir en el plan comprenderán lapsos que sean anteriores a diciembre de 2008, inclusive para quienes adhieran a la Unidad de Pago, y anteriores al 31 de marzo de 2012 para la cancelación de aportes.

En el caso de la Unidad de Pago, regirá por el término de dos años contados a partir de la entrada en vigencia de la ley, y podrá ser prorrogado por igual período. Para acceder a esa Unidad de Pago será necesario que cumplan con la edad jubilatoria, o lo hagan dentro del plazo de dos años desde la vigencia.