Sáb. Oct 1st, 2022

La causa por el saqueo a una distribuidora en Rawson tendrá hoy un paso clave cuando la mayoría de los 10 imputados se encamine a recibir una condena. Según confirmaron fuentes del Ministerio Público, siete acusados acordaron con sus defensores y la fiscal Virginia Branca el hecho de haber participado en el robo agravado por ser cometido en poblado y en banda contra el negocio y aceptar una pena, la que no trascendió, aunque se estima que es de tres años. Una vez que el juez dicte su sentencia, que se espera que vaya en línea con el acuerdo de juicio abreviado, los involucrados se convertirán en las primeras personas en la provincia en recibir una sanción penal por haber participado de un saqueo. Por la escala fijada, el castigo será de ejecución en suspenso, por lo que no quedarán tras las rejas. De los restantes implicados, dos serán sobreseídos, mientras que una mujer, que cuenta con antecedentes, enfrentará el juicio.

La audiencia de hoy está prevista a las 9.30 en el edificio de Flagrancia y será la primera de los dos episodios que se vivieron el sábado 30 de julio. El otro caso fue un intento de saqueo, el que no se consumó por la intervención policial, en el hipermercado Changomás. La audiencia para ese caso, en el que hay 11 imputados, está prevista para el martes. A diferencia de lo que ocurrió en la distribuidora, el delito en la mira es robo agravado por ser cometido en poblado y en banda, pero en grado de tentativa. Por la gravedad del hecho, el fiscal Pablo Martín había adelantado que no habrá acuerdo con las defensas para una suspensión de juicio a prueba (probation), mecanismo que permite que un imputado realice tareas comunitarias a cambio de no ir a juicio y recibir una eventual condena en su contra, por lo que habrá que esperar hasta el martes para conocer si acordaron un juicio abreviado o si habrá imputados que enfrentarán un debate.

La posibilidad de un acuerdo de juicio abreviado, en el que la persona reconoce el delito y acepta una pena, había sido adelantado por Branca al explicar, al igual que Martín, que una probation no era una opción, ya que se tenía en cuenta la gravedad del hecho, la trascendencia que tuvo y lo que significó para la provincia. Dicha medida reflejó la política de persecución penal que el fiscal General de la Corte, Eduardo Quattropani, había bajado a su equipo. Incluso, Branca, que lleva la causa del saqueo a la distribuidora, había indicado que, si no se llegaba a un acuerdo con los imputados, en juicio iba a solicitar un castigo «cercano a la mitad de la pena prevista», lo que rondaba los 8 años de prisión de cumplimiento efectivo. En el inicio de la causa, a los detenidos se les había incorporado el agravante de la intervención de menores, dado que hubo 13 en total, por lo que corrían el riesgo de ir a prisión tras el castigo, debido a que la escala penal iba de 4 años a los 13 años y cuatro meses. Según explicaron las fuentes, el cambio de calificación se dio porque no quedó configurado que la participación de los menores haya sido bajo la incitación de los mayores. Así, la escala bajó y va de 3 a 10 años de prisión. Ese mínimo puede ser de cumplimiento condicional.

Además, hay dos imputados que serán sobreseídos, ya que, según explicaron las fuentes, no se logró encontrar pruebas suficientes para culparlos. Así, sólo una acusada llegará a juicio, ya que no hubo acuerdo con Fiscalía porque cuenta con antecedentes, por lo que se deberá determinar qué castigo cumplirá.

Audiencia del martes

La audiencia por el intento de saqueo en el hipermercado Changomás está prevista para el martes. En ese hecho hay once imputados. El fiscal Pablo Martín había adelantado que no habrá acuerdo por una probation.

 

fuente: diario de cuyo