fbpx
Spread the love

Después de la devaluación implementada por el gobierno nacional y luego de conocerse que la inflación de noviembre fue de 12,8%, los panaderos de San Juan decidieron aumentar sus productos, aunque temen seguir perdiendo ventas. Con el incremento del 15%, que se aplicará desde el próximo lunes, el precio del kilo de pan superará los $1.500 en la provincia.

“Tratamos de sostener los precios el mayor tiempo posible y subir siempre menos que la inflación con el fin de recuperar ventas. Sin embargo, seguimos vendiendo un 30 por ciento menos que el año pasado”, comentó Manuel Rodríguez presidente de la Cámara de Panaderos de San Juan. Y agregó: “Y el precio que tenemos, con estas nuevas medidas, ya no se puede mantener. Por eso, se definió el aumento”.

De ese modo, a partir del próximo lunes, el precio del kilo de pan subirá casi $200, pasando de valer $1.330 a costar unos $1.530. En tanto que, el precio de las semitas y tortitas, que hoy cuestan entre $90 y $100 subirá unos $15.

En cuanto a las facturas, la docena subirá casi $300, pasando de costar $1.850 a valer más de $2.100. En este caso, Rodríguez sostuvo: “Debido a los costos, las facturas deberían valer hoy por lo menos $2.500, pero también hay que pensar en vender”.

Para finalizar, el titular de los panaderos aseguró, “como siempre tratamos de sostener los precios, pero ya no se puede. A la harina la están mandando sin precio, se definió la devaluación y el combustible subió anoche. A eso se suma que producimos sin saber si lo vamos a vender. Se hace muy difícil trabajar así”.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *