Jue. May 26th, 2022

El avance de la inflación, que alcanzó un 6 por ciento en abril y un 23,1 por ciento en los primeros cuatro meses del año, no solo encendió las alarmas en el Ministerio de Hacienda, sino también en los trabajadores estatales. Es que, según los cálculos que hacen en los gremios, la suba de precios prevista para el mes que viene será mayor al acuerdo salarial que estimaron para esta época del año. Esto es, que el incremento del 25 por ciento en los sueldos, que se cumplirá con la liquidación de mayo y que tendrá vigencia en junio, será menor a la inflación del primer semestre. De esa manera, no se cumpliría con el objetivo de que los salarios le ganen a la inflación, tal cual lo viene planteando la gestión uñaquista. Ante ese escenario, los sindicatos docentes UDAP, UDA y AMET indicaron que es casi un hecho que solicitarán que la instancia de revisión prevista para la segunda quincena de julio se adelante con el objetivo de analizar que el incremento del 5 por ciento previsto con el sueldo de ese mes, se liquide un mes antes. Ante ese planteo, la ministra de Hacienda, Marisa López, abrió la puerta a la negociación al indicar que «estamos dispuestos al diálogo y a debatir, si es necesario, antes de julio».

Actualmente, UDAP, UDA y AMET se encuentran en paritaria, analizando, junto a Hacienda y Educación, la implementación de una hora extra en el cursado de clases para el sector primario. En ese marco, las partes reanudarán un cuarto intermedio el jueves. Si bien la extensión horaria es el único tema, fuentes calificadas indicaron que el avance de la inflación estará sobre la mesa.

El cálculo que realizan los gremios es que, si bien este mes habrá un incremento del 5 por ciento y el aumento salarial en los primeros cinco meses del año será del 25 por ciento, dicho valor será menor cuando en 30 días se conozca la inflación de mayo. El índice de precios acumula 23,1 por ciento entre enero, febrero, marzo y abril y todavía resta mayo, por lo que la barrera de los 25 puntos será superada. Además, los estatales tendrán otro incremento recién con el salario de julio, por lo que deberían esperar dos meses para ganarle a la inflación. Así, apuntarán a que se adelanten los tramos para que se mantenga lo que quedó plasmado en el acuerdo salarial de marzo. En dicha negociación, además de los montos, se definieron tres ítems básicos: que el máximo esfuerzo se realice en el primer tramo, que los salarios superen a la inflación y que exista una instancia de revisión. Para los docentes, el segundo punto aplica en cualquier momento del año. El acuerdo salarial fue de 45 por ciento en tramos: 20 por ciento desde marzo, 5 a partir de mayo, otros 5 con el sueldo de julio, 10 por ciento desde octubre y 5 por ciento en diciembre.

Luis Lucero, de UDAP, dijo que «no descartamos pedir que se adelante la instancia de revisión porque es posible que nos quedemos cortos para la segunda quincena de julio. Eso no nos puede pasar y tampoco que la inflación nos supere». En esa línea se manifestó Roberto Rosa, de UDA, y Daniel Quiroga, de AMET.

Por su parte, López dijo que «seguimos planteando que los salarios le ganen a la inflación con los recursos como límite. En eso somos muy cuidadosos para poder cumplir con lo que nos comprometemos: pagar en tiempo y forma y que nunca nos falte el recurso para hacer frente al gasto». Así, indicó que «tenemos una instancia de revisión en julio y, si es necesario adelantarla por la inflación, lo vamos a hacer».

Aumento

La gestión uñaquista viene apostando porque los salarios de los estatales no pierdan frente a la inflación. Así, entre febrero de 2021 y mayo de 2022, los estatales han percibido un incremento en sus sueldo del 120 por ciento promedio. El año pasado, la suba global fue del 69 por ciento.

 

fuente: diario de cuyo