Jue. Ago 5th, 2021

Los usuarios del servicio eléctrico de la provincia tendrán un beneficio en la boleta de la luz. La bonificación se verá reflejada luego de que se defina el nuevo cuadro tarifario, cuya revisión está prevista para este mes, en la que se espera una suba, pero que será menor debido a que habrá un aporte de Nación. Eso no es lo único, ya que también habrá recursos nacionales para infraestructura, como líneas eléctricas. De no haber existido el aporte, dichas obras deberían ser cubiertas a través de los usuarios, con el aumento de la boleta de la luz. La ayuda nacional fue anunciada por el ministro de Obras y Servicios, Julio Ortiz Andino, quien indicó que alcanza los 2.275 millones de pesos. Incluso, para que se haga efectivo, el gobernador Sergio Uñac firmará mañana en Buenos Aires un convenio con la Secretaría de Energía de la Nación, que conduce Darío Martínez. Junto a dicho convenio, se espera que el secretario autorice el uso de recursos por la generación de energía de los diques para la construcción de un barrio en Calingasta, que será utilizado como campamento para El Tambolar, y del nuevo camino para llegar a la obra (Ver recuadro). Además, no se descarta que también exista una asistencia a aquellos morosos que durante el 2020 no tuvieron fondos para hacer frente al pago del servicio.

El beneficio para los usuarios de las empresas Energía San Juan y DECSA (Distribuidora Eléctrica de Caucete) surgió a través de un decreto que la Secretaría de Energía de la Nación publicó en enero pasado y en el que buscó regularizar las deudas que se generaron, producto de la pandemia, entre las firmas de energías de cada provincia y quien se las vende, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, CAMMESA. Sucede que a las empresas se les impidió dar de baja a los usuarios por falta de pago. En dicho decreto, además de beneficios de regularización, dispuso un mecanismo de aporte para aquellos que, a pesar del incremento de los morosos, al 30 de septiembre del 2020, no registraron deuda con CAMMESA o sus obligaciones son «razonables respecto a su nivel de pago». En el caso de Energía San Juan, antes de septiembre del año pasado, y gracias a la gestión uñaquista, logró reestructurar la deuda que tenía con la administradora para los primeros meses de este año. Así, en los registros contables, la compañía no está en rojo.

Según explicó Ortiz Andino, Nación «le hace un reconocimiento a la provincia por estar al día», a través de un aporte que asciende a los 2.275 millones de pesos.

Por su parte, el presidente del EPRE, Oscar Trad, destacó que «la Secretaría de Energía emitió una resolución en la que prevé un crédito a favor, a descontar de los pagos a CAMMESA, para ser usado en contención tarifaria y obras. Esto es, para aliviar la presión a la gente».

Por otro lado, dijo que «Energía San Juan y DECSA han mantenido el pago de lo que corresponde liquidar a CAMMESA por la compra de energía. Eso ha logrado un comportamiento a lo largo de los años que se traduce en un monto importante». Además, aseguró que «está destinado a los usuarios, no a las empresas. Esto quiere decir que la cifra no va a la base capital de las empresas. Es sólo un crédito para los usuarios que servirá, básicamente, para contener la tarifa. Es decir, no va a aumentar lo que debería».

Sobre el monto final y la compensación, Trad explicó que «saldrá de la próxima revisión tarifaria, la que está prevista para los próximos días».

Reunión

El martes, en Buenos Aires, el gobernador Sergio Uñac firmará un acuerdo con el secretario de Energía de la Nación. Además, se espera que la autoridad nacional autorice los recursos de la generación de energía de los diques para que en la provincia se pueda construir un barrio y un camino nuevo que sirva de acceso hacia el dique El Tambolar.

Monto

2.275 Millones de pesos son los que aportará Nación para que los usuarios de la energía no paguen una boleta de la luz tan alta. Parte de los recursos será usado para obras eléctricas.

Toma de deuda para asegurar el servicio

En septiembre de 2019, y a través de una iniciativa nacional, la provincia tomó deuda por 1.900 millones de pesos para que la empresa Energía San Juan regularice su situación con CAMMESA. Con el desembolso, la gestión uñaquista garantizó el servicio eléctrico, el que podría haberse visto resentido si la compañía distribuidora no hacía frente a su obligación, ya que la entidad administradora tiene la facultad de restringir el suministro energético.

El recurso fue aportado por el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, un fideicomiso nacional creado para ayudar a los distritos a través de créditos blandos. En este caso, la devolución de los intereses se fijó a 48 meses y 42 para el capital, el cual tuvo seis meses de gracia. Los fondos, 1.900 millones de pesos, fueron directamente a CAMMESA, pero, según el cuerdo que se firmó y fue aprobado por la Cámara de Diputados, Energía San Juan es la que debe devolver el préstamo mensualmente al Estado sanjuanino, a través del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE). Según las fuentes oficiales, la compañía está al día con el Estado.

fuente: diario de cuyo