Vie. Ago 19th, 2022

Un tema que genera interés en algunas parejas de la provincia de San Juan es la posibilidad de poder adoptar a un niño, niña o adolescente que haya sido separado de sus padres por alguna razón. Si bien muchas personas manifiestan que el proceso de adopción es largo y tardado, desde el Primer Juzgado de Familia explicaron todos los pasos que se realizan previamente

Marianela López, jueza encargada del Primer Juzgado de Familia, explicó en Cien por hora que la demora en el proceso de adopción de un chico son los que están establecidos dentro de la ley. Esto se debe a que se analiza profundamente el pasado de los voluntarios y se trabajo detalladamente en la vinculación con el pequeño.

‘Primero se da que un bebé, niño, niña o adolescente están en una situación extrema donde se priva de la responsabilidad a sus progenitores y comienza el Estado a intervenir. Ahí comienza el trayecto para lograr una vinculación con una guarda preadoptiva. Es indispensable que el chico esté en condiciones de adoptabilidad, esto quiere decir que ya se trabajó con sus progenitores y con su círculo. Pueden parecer extensos pero son los tiempos que prevé la ley teniendo en cuenta la protección y vinculación de ese niño con los pretensos adoptantes‘, expresó la autoridad.

Como marcó la autoridad todo comienza cuando un chico es retirado del cuidado de sus padres por una situación extrema ya se abandono, maltrato, etc. Luego de eso el afectado es trasladado a algún hogar dependiente del Estado y se comienza a estudiar a pretensos adoptantes. Estas son personas que manifestaron su deseo de adoptar y ya presentaron toda la documentación necesaria para iniciar una solicitud de adopción.

Quienes estén interesados deberán presentarse en el Registro Único de Adopción del Poder Judicial de San Juan, el cual esta ubicado en el primer piso del edificio situado en Entre Ríos 416 sur. 1er piso. También se los puede contactar por teléfono al 4273940 o vía mail al [email protected]Estos voluntarios deberán llevar la siguiente documentación:

  • Partida de nacimiento de/los solicitantes legalizada por el Registro Civil.
  • Acta de matrimonio legalizada o Certificado de unión convivencial expedido por el Registro Civil
  • Fotocopia del D.N.I. del/los solicitantes.
  • Exámen psicofísico (Cartilla sanitaria) otorgado por Organismo público o privado.
  • Certificado de antecedentes personales expedido por la Policía de San Juan
  • Constancia de trabajo con acreditación de haberes ( recibo de sueldo) o Certificación de ingresos personales.
  • Foto carnet de cada uno del/los solicitantes.
  • Foto familiar del grupo conviviente y/o familia extensa.
  • En caso de tener hijos, adjuntar la partida de nacimiento de ellos, o copia de la resolución judicial si éstos son adoptados
  • Declaración jurada del domicilio, cuando el mismo no corresponda con el domicilio declarado en el D.N.I.

Una vez que esté todo en condiciones serán incluidos en el Registro de Adoptantes. Desde ese momento comienza un duro trabajo que se basa en estudiar a fondo los antecedentes de estos postulantes y a realizar una evaluación para ver si están en condiciones de hacerse cargo de un niño, niña o adolescente.

‘El trabajo que se realiza desde el Registro de Adoptantes en la provincia es muy arduo. Son quienes se encargan de llevar los antecedentes de aquellos que han decidido adoptar. Ellos son quienes evalúan y hacen un acompañamiento cuando un niño, niña o adolescente esté en estado de adopción. Ellos nos remiten los postulantes para cada caso en concreto. El trabajo que se realiza con el registro es muy íntimo, muy estrecho y muy en conjunto‘, manifestó.

Si se obtiene un resultado positivo después de todos estos filtros, se define que esta o estas personas están en condiciones de adoptar. Allí se inicia con algo llamado guardia preadoptiva que es lo que permite que el chico o chica comienza a vincularse de manera paulatina con los pretensos adoptantes.

‘La guarda preadoptiva quiere decir que están en un proceso de vinculación con los pretensos adoptantes. Cuando tenemos esta vinculación, el niño o niña al principio está en una residencia del Estado y después empiezan a trasladarse a la casa de un pretenso adoptante. Es poco el tiempo que están en una vinculación fuera del hogar. Después para poder terminar con el trámite de adopción la revisión final se hace en el lugar donde van a ir a vivir‘, explicó López.

Si este proceso de vinculación entre los voluntarios y el pequeño da buenos resultados, se define que ese chico ya puede ir a vivir con estas personas y todo termina con una sentencia de adopción. Si bien puede parecer extenso, son todos los pasos necesarios para poder elegir a los mejores candidatos poniendo la salud y el bienestar de los chicos sobre todas las cosas.

 

fuente: canal 13