Mar. May 11th, 2021

Se viene la negociación salarial con los gremios estatales. Así lo confirmó a Tiempo de San Juan la ministra de Hacienda local, Marisa López, quien informó que «en los próximos días» se prevé convocarlos oficialmente para empezar a definir qué aumento correrá para los empleados de la administración pública provincial en todo 2021. Ya algunas voces de la parte sindical han hablado de revivir la cláusula gatillo en San Juan, un mecanismo que se aplicó desde 2017 a 2019 y el año pasado no se concedió. Ahora, la ministra se mostró muy cauta pero no descartó nada.

La cláusula gatillo es una herramienta que otorga actualizaciones automáticas de acuerdo a la escalada de la inflación, lo que es una garantía para que los estatales no pierdan poder adquisitivo, pero a la vez genera grandes e incalculables desembolsos a la Provincia. Por eso, López se mostró medida ante la consulta de si este año se descarta totalmente la cláusula gatillo: «No, no. Yo no hablo de ninguna cláusula, todavía no hay ningún acuerdo, ni forma, ni metodología con la cual se va a debatir ese acuerdo», dijo. Así, la respuesta no fue ni un sí ni un no, con lo que se anticipa un fuerte debate.

«Nosotros tal cual acordamos cuando se otorgó el bono de fin de año con los distintos sectores gremiales es que en el mes de febrero iniciábamos las reuniones, para empezar a debatir salarios, seguramente en los próximos días estableceremos la fecha», informó la funcionaria y sobre si hay un estimado de porcentaje a ofrecer, indicó que «primero hay que escuchar a los sectores y hablar de cuál ha sido la realidad de la Provincia». Esto último no es un dato menor, ya que se espera oficialmente un entendimiento con los gremios teniendo en cuenta los esfuerzos financieros extra que deben hacerse este año, con un presupuesto acotado por la pandemia, que complica al siempre ajustado escenario económico nacional.

En 2020 la negociación se inició el 17 de febrero con los docentes. Tradicionalmente el Gobierno negocia por separado con el magisterio, luego con el escalafón general y los profesionales de la Salud. En rasgos generales, el acuerdo de 2020 implicó además del incremento del 13,5% en el sueldo básico, dividido en tres tramos (5,5% en el mes de marzo, 3,5% en el mes de mayo y 4,5% en el mes de julio), la propuesta de acordar una reunión de revisión salarial antes de la finalización del mes de julio. Pero la pandemia implicó que se suspendieran los últimos dos tramos y la revisión, lo que finalmente se destrabó en octubre del año pasado cuando se pagó lo adeudado.