Spread the love

A principio de septiembre, la Secretaría de Comercio acordó con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, y con la Cámara de Industriales Panderos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un valor para el kilo de pan en el marco del programa Precios Justos. A partir de este acuerdo, el kilo de pan francés tendrá un valor máximo de hasta $680 hasta el 30 de septiembre y de $715 durante el mes de octubre. De acuerdo a la información brindada desde Nación, más de 5.000 panaderías formarían parte del acuerdo, pero ninguna de ellas de San Juan.

Así lo confirmó Manuel rodríguez, presidente de la Cámara de Panaderos a Tiempo de San Juan. “No hemos sido contactados para formar parte del acuerdo de precios. Tengo entendido que hay ciertas panaderías en Buenos Aires que han hecho acuerdo, y también las que están adheridas a la Federación de Empresas Panaderas, pero no tengo referencia de que empresas sanjuaninas estén adheridas a este acuerdo”, indicó el empresario local.
Al no formar parte del acuerdo, las panaderías de San Juan continúan definiendo el valor de los productos en torno al costo que deben enfrentar en insumos, materias primas, salarios y otros ítems que se tienen en cuenta. Es por ello que desde esta semana algunas panaderías comenzaron a cobrar el kilo de pan a $800. Si bien hay algunos empresarios y panaderos que hacen los mayores esfuerzos para poder contener el aumento y no trasladarlo al consumidor final, Rodríguez asegura que la situación es cada vez más compleja, porque los aumentos de parte de los proveedores son prácticamente semanales.“La posibilidad de aumentar el precio va de la mano con los aumentos que hacen los proveedores de la materia prima. Es casi imposible sostener el precio”, indicó Rodríguez, lo que tranquilamente podría hacer presumir que, de continuar la situación de esta manera, el kilo de pan tranquilamente podría llegar a los 1.000 pesos para fin de año.

Rodríguez menciona que el aumento que ha ido teniendo el kilo de pan y los derivados de panificados como facturas y tortitas han ido acorde a la inflación, registrando este año incrementos en torno al 6 y 7% mensual, con un salto importante en agosto, debido a la devaluación. Revisando los valores que tenía el pan el año pasado, en julio por ejemplo se pagaba poco más de 300 pesos.

Uno de los últimos aumentos se dio a mediados de agosto, cuando el costo tuvo un aumento de $40, pero desde el sector no descartan que los incrementos continúen.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *