Mar. Ago 16th, 2022

El proyecto de Ficha Limpia, presentado el año pasado por el diputado bloquista Andrés Chanampa, finalmente recibió el despacho de la comisiones de Legislación y Asuntos Constitucionales, como así también de Justicia y Seguridad en la reunión que los legisladores mantuvieron este lunes. Lo que se propone es la modificación del artículo 35º de la Ley N° 815-N “Estatuto de los Partidos Políticos” y del artículo 38º de la Ley N° 560-E, Ley de Ética Pública.

El propósito de la iniciativa es que las personas que aspiren a cubrir cargos públicos electivos y partidarios no cuenten con una o más sentencias ejecutoriadas, esto es que la pena esté dictada por un tribunal de primera instancia y luego confirmada por un tribunal de apelación.

Así lo explicó la diputada Celina Ramella, integrante del Bloque Justicialista, en comunicación con DIARIO HUARPE. “Existen normativas provinciales que inhabilitan a personas que deseen ser candidatos, como también lo hace nuestra Constitución nacional. Nosotros vimos que en los requisitos no estaban concretamente identificados los delitos y la verdad que no daba certeza para personas que quisieran postularse políticamente a un cargo”, comenzó explicando.

A raíz de esto es que los diputados analizaron el proyecto original y le agregaron una serie de puntos que, según explicó la legisladora, permitieron alcanzar el consenso total del oficialismo y la oposición respecto de su próxima aprobación. “Esto está pensando para precandidatos y candidatos de cargos ejecutivos. También aplicará a cada partido para cargos partidarios”, especificó Ramella.

En el texto que se discutirá en la sesión del jueves, puntualiza que las condenas penales que inhabilitan a una persona deben estar en referencia con delitos que atenten contra la administración pública, contra las personas, contra la integridad y en el despacho de ayer se agregó la comisión de delitos contra la integridad sexual. Respecto de este último punto, la diputada señaló que no solamente se refiere a femicidios, sino también lesiones leves, graves y gravísimas en contexto de violencia familiar o intrafamiliar.

Los diputados acordaron que la sentencia debe estar confirmada en dos instancias para respetar el principio de inocencia consagrado en la legislación penal como la garantía del debido proceso que permite a un penado apelar a un tribunal de alzada que le permita demostrar que no cometió delito alguno. Sin embargo, si el fallo es análogo al primero, se aplicará la Ley de Ficha Limpia, no permitiendo que el precandidato o ya candidato confirmado pueda presentarse a elecciones.

“Y se agrega a la Ley 560-E de ética pública la misma prohibición para personas que ingresen en planta política o esté en esa condición y sea condenado penalmente por esos delitos. Por lo tanto, si en el transcurso de su trabajo como funcionario o como empleado, si una persona es condenada, cesa en la función porque se tiende a preservar el erario público y que quien esté en el cargo sea idóneo sin controversia con la ley penal”, cerró Ramella.

Finalmente, el autor del proyecto, Andrés Chanampa, resaltó: “Si bien es cierto que el proyecto salió del bloque bloquista, lo que nosotros hicimos es plasmar el pedido del gobernador Sergio Uñac y de la sociedad que busca una política más transparente”. Es preciso recordar que el primer mandatario provincial apoyó la iniciativa en el discurso de apertura de sesiones legislativas y pidió que los diputados lo aprobaran este año.

fuente: diario huarpe