Sáb. Oct 1st, 2022

La AFIP logró descubrir una granja de minería de criptomonedas en la provincia de San Juan, que se encontraba oculta dentro de una cámara equipada para refrigeración.

Tras las tareas de investigación llevadas a cabo de manera conjunta por la Dirección General Impositiva y la Dirección General de Aduanas, se identificó al contribuyente.

Este había realizado la importación de equipos específicos para realizar minería de criptomonedas utilizando la empresa de la cual es socio, valiéndose de la Capacidad Económica Financiera (CEF) de la firma para realizar la importación de bienes de una actividad no declarada.

En primera instancia, el contribuyente expresó ante los agentes fiscalizadores que dichos equipos los había vendido, sin recordar quiénes eran sus clientes y que allí supuestamente se almacenaba fruta.

Sin embargo, tras la insistencia de los inspectores concluyó en brindarle el acceso al sitio donde funcionan los mismos.

Durante el procedimiento se logró identificar la billetera virtual con la cual opera el contribuyente para la comercialización de las criptomonedas.

El domicilio en el cual se localizaron los equipos de minería figura a nombre de la madre del responsable, determinándose que el medidor registraba consumos relevantes de energía eléctrica, los cuales resultan concordantes con los generados por los procesadores y placas de video necesarios para el proceso de generación de criptomonedas.

Fuente: ambito.com