Spread the love

Con una compleja realidad que atraviesa el departamento con respecto a la inseguridad, donde se está haciendo frecuente en los medios de comunicación de Caucete las noticias de diversos delitos y una compleja inoperancia política que comienza a exponerse día a día, la intendenta fue noticia nuevamente, esta vez, liderando una encuesta provincial.

El segundo periodo de la intendenta Romina Rosas, comienza a reflejar una caída en su imagen y  planificación política de su gobierno. Sin el apoyo provincial que tenía, donde era parte de un grupo muy cerrado de intendentes predilectos del ex gobernador Sergio Uñac, hoy sin toda esa estructura gubernamental y mediática, comienza a visibilizarse una realidad complicada en Caucete.

La conocida encuestadora “Ethos San Juan”, lanzó el día de hoy, un informe sobre la imagen positiva y negativa de los intendentes, donde se publicó los de mayor imagen positiva y los de mayor imagen negativa, generando un listado de ocho protagonistas, según la encuestadora. La misma consistió en preguntas, dando cuatro fueron las respuestas activas.

La lista de imagen positiva la lidera el intendente de Santa Lucia, Jun José Orrego, con un 72% de imagen positiva, un 18% de imagen negativa y un 8% de desconocimiento. Luego lo sigue en el podio de imagen positiva el intendente Carlos Munisaga de Rawson, con una imagen positiva del 69% y, en tercer lugar, la intendenta de Chimbas, Daniela Rodríguez, con una imagen positiva del 66%.

Quien lidera la imagen negativa de todos estos los intendentes en lista y en un sondeo provincial es la intendenta de Caucete, Romina Rosas, donde se visualizaron los siguientes números. Con un contundente 51% de imagen negativa, Rosas lidera cómodamente la peor imagen entre los intendentes, solo logró llegar como imagen positiva al 39% y un 7% de desconocimiento en los encuestados.

Mientras Rosas intenta cruzar el puente e instalarse en medios provinciales, para ser protagonista de una potencial interna del PJ, donde iría bajo la línea de Uñac para conformar la nueva estructura del partido justicialista de San Juan y aspirar a un 2027, la realidad en el departamento expone una situación incómoda para la actual intendenta, donde los números reflejan otra realidad y comienza a deteriorarse muy pronto su imagen ante la opinión pública.

 

Por Ivan Palacio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *