Spread the love

Siete de cada diez estudiantes argentinos no logran el nivel mínimo de desempeño en matemática. En tanto, en lectura y ciencia, son cinco de cada diez alumnos los que no alcanzaron los niveles básicos. Así lo revelaron los resultados de las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), que impulsa la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Estas evaluaciones en las tres áreas de conocimientos se tomaron en la Argentina durante septiembre del año pasado a más de 12.000 alumnos secundarios de 15 años de 457 escuelas públicas y privadas de todo el país. El operativo de estas pruebas, que son trienales, debería haberse realizado en 2021, pero, por el contexto de aislamiento que impuso la pandemia, se postergó para 2022.

El Observatorio de Argentinos por la Educación analizó los resultados nacionales que difundió hoy la OCDE. Así, concluyó que el país no presenta cambios significativos en los puntajes tras la pandemia, en comparación con los números de 2018. Sin embargo, señalaron los autores del informe de la ONG, Martín Nistal, Eugenia Orlicki, Leyre Sáenz Guillén y Víctor Volman, que persisten los bajos desempeños académicos.

En la comparación con las cifras que obtuvo el resto de América Latina, el país quedó por debajo de Chile, Uruguay, Costa Rica, México, Perú y Colombia en las tres áreas evaluadas, según ese informe. Sin embargo, el Ministerio de Educación de la Nación destacó que, al tomar el promedio de todas las naciones de la región, la Argentina queda debajo en matemática, igual en lectura y arriba en ciencias.

Así, de los 81 países y economías que participaron de las evaluaciones, según el informe del Observatorio, la Argentina quedó en el puesto 66, en matemática; en el 58, en lectura, y en el 60, en ciencias. En 2018, se ubicó en la posición 63 –de 79– en lectura; en la 71 en matemática –fue la peor nota y cayó 9 puntos con respecto a 2012, con un 69% de los estudiantes con bajo desempeño– y en la 65 en ciencias. Unos niveles inferiores en los dos primeros casos con respecto a 2012, donde el país ocupó el puesto 58 en lectura y 57 en matemática y se mantuvo en el mismo en ciencias.

En el caso de la Argentina, las últimas evaluaciones internacionales en las que participó fueron en 2018 y 2012, ya que en 2015 fue excluida del ranking trienal por la OCDE, luego de considerar que la muestra tomada un año antes, de 7500 alumnos pertenecientes a 238 escuelas públicas y privadas del país, no era representativa y sí insuficiente.

Por primera vez, el año pasado, en la Argentina se abandonó el papel y el lápiz y se realizaron las evaluaciones en formato digital. Se distribuyeron 8157 notebooks para los estudiantes y docentes, según informó el Ministerio de Educación de la Nación.

Nistal, coordinador de investigación del Observatorio de datos de Argentinos por la Educación, analiza los resultados: “Es la primera prueba internacional en la que participa el país pospandemia. Es por eso que había una expectativa general después del debate de la educación y de las escuelas cerradas [como consecuencia de las restricciones por la crisis sanitaria]. Hubo grandes caídas [de los desempeños] en muchas partes del mundo y la Argentina fue una excepción. Si bien se mantienen en niveles bajos y sigue mostrando resultados muy malos particularmente en matemática, los niveles se mantuvieron en las tres áreas. En los países de la OCDE, si bien el promedio es mayor, la caída se sintió más. Al ser un resultado pospandemia, tiene un tinte positivo porque podría ser catastrófico, no fue tan grave como algunos se imaginaban”.

“Los resultados marcan que las regiones en el mundo han bajado su desempeño luego de la pandemia. En matemática, los países de OCDE variaron porcentualmente en promedio -3,5, Latinoamérica -3,7 y la Argentina, que venía de un desempeño bajo, -0,5. El pais no muestra una evolución en sus resultados, sino que mantiene un estancamiento en el bajo desempeño”, coincidió Manuel Álvarez Trongé, presidente de Educar 2050, tras una primera mirada de los resultados.

Matemática

El 72,9% de los estudiantes argentinos no lograron los niveles mínimos de desempeño en matemática. El promedio de estudiantes de la OCDE por debajo de ese nivel es 31,1%.

Mientras que en relación a la región, Costa Rica (71,9%), Colombia (71,4%), Perú (66,2%), México (65,8%), Uruguay (56,6%) y Chile (55,7%) tuvieron mejores resultados que la Argentina. En tanto, solo el 0,3% de los alumnos argentinos se ubican en los dos mejores niveles de desempeño, mientras que en los países de la OCDE, el 8,7% lo alcanzan. Esta proporción es inferior a la de Uruguay (1,0%), Brasil (0,6%), Chile (0,6%) y Perú (0,5%).

La Argentina consiguió 378 puntos en la prueba 2022, un punto menos que en 2018 y casi 100 menos de los que obtienen, en promedio, los países de la OCDE. Así, se ubica en el puesto 66 de los 81. Si ese universo se reduce a América Latina, ocupa la posición 8, al igual que en 2018, superando a Panamá, Guatemala, El Salvador, Paraguay y República Dominicana. Perú que se encontraba en el octavo lugar en 2012 alcanzó el cuarto el año pasado y se impuso a Chile, Uruguay y México.

En esta asignatura, el ranking está encabezado por Singapur, Macao (China), China Taipei, Hong Kong (China) y Japón. Los países nórdicos –Suecia, Finlandia, Dinamarca, Islandia y Noruega– registraron caídas y ninguno se ubica en las primeras diez posiciones de esta área que, al igual que en 2003 y en 2012, fue el foco principal de estas pruebas. En cada ronda de PISA se elige una de las tres áreas evaluadas para medirla en mayor profundidad. En el otro extremo del ranking, en tanto, están Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Paraguay y Camboya.

Lectura

Los resultados en lectura muestran que el 54,5% de los estudiantes no alcanzan los niveles considerados mínimos. El promedio de los estudiantes de los países que componen la OCDE que están por debajo de ese nivel representa el 26,3%. Aunque en el de América Latina es de 55,3%. Este porcentaje es mayor que el de Brasil (50,3%), Chile (33,6%), Colombia (51,4%), Costa Rica (47,1%), México (47,0%), Perú (50,4%) y Uruguay (41,1%). En tanto, los estudiantes con mejores desempeños apenas alcanzan el 1%, un valor menor a los de Brasil (1,8%), Chile (2,5%), Colombia (1,1%) y Uruguay (2,1%). Para la OCDE, el promedio es 7,2%.

La Argentina obtuvo en esta asignatura 401 puntos, solo uno menos que en 2018. En esta área, se ubica en el puesto 58 entre los 81 sistemas educativos que participaron. Los estudiantes argentinos solo superan a los de Panamá, Guatemala, Paraguay, El Salvador y República Dominicana. Si se reduce ese universo a América Latina, Argentina consigue el puesto 8.

Ciencias

En la Argentina, el 53,9% de los estudiantes se ubica por debajo de los niveles mínimos de desempeño en ciencias. El número que obtuvo el país en este área de enseñanza fue de 406 puntos y mejoró de los 391 puntos que había conseguido en 2006. Así, quedó posicionado en el puesto 60 de 81. De la región, supera a Brasil y a los mismos cinco países que en lectura y matemática (Panamá, El Salvador, Guatemala, Paraguay y República Dominicana).

De acuerdo a estos resultados, son cinco de cada diez alumnos los que no alcanzaron los niveles básicos que establece la OCDE. Esta proporción supera a la de Chile (36,4%), Colombia (51,5%), Costa Rica (50,8%), México (50,9%), Perú (52,6%) y Uruguay (40,5%). En tanto, solo 0,5% de los alumnos argentinos se ubica en los mejores niveles de desempeño, un porcentaje inferior al de Brasil (1,2%), Chile (1,8%), Colombia (0,7%) y Uruguay (1,6%).

El rendimiento de los alumnos se puntúa con niveles del 1 al 7, excepto en el área de la matemática, que llega hasta el 6. De esta manera, el número 2 representa el umbral mínimo de comprensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *