Spread the love

La reciente asamblea de productores socios de la cooperativa láctea SanCor, con sede central en Sunchales, dejó una dura advertencia para toda la compañía: “no vamos a entregar más leche directamente y que cada uno se arregle como pueda, porque no podemos arriesgarnos a que se vuelvan a tirar miles de litros como vimos el otro día”, contó a El Campo Hoy, el delegado zonal del sur de Santa Fe, Tito José Travaglino.

Según este elocuente testimonio, las medidas de fuerza del gremio con reiteradas asambleas en horario de trabajo, continúan entorpeciendo las normales labores dentro de la industria, lo cual pone en riesgo el proceso de la materia prima que los tambos remiten diariamente. En este sentido, al término de la asamblea celebrada en Sunchales este martes pasado, los casi 50 delegados presentes acordaron “por unanimidad”, exhortar a ATILRA a que “si se siguen tomando medidas de fuerza y no vuelven a trabajar, no se entregará más la producción, porque nosotros como productores no estamos dispuestos a ver que la leche que tanto esfuerzo nos cuesta producir, se termine tirando”, enfatizó Travaglino.

Una decisión unánime

Evidentemente la escena del derrame de leche de los otros días, caló hondo en el sentimiento de los tamberos, que atraviesan en todo el país un escenario crítico, producto de la sequía y el tremendo aumento de los costos de producción, para ver que, por un reclamo sindical, se deban desperdiciar tantos litros de leche de excelente calidad. “Eso disgustó muchísimo a la gente que dijo no, basta, no entregamos más leche a SanCor; éramos cerca de 50 delegados y todos estuvimos de acuerdo”.

En la entrevista con Travaglino, cuyo audio se adjunta a esta crónica, queda claro que el hartazgo de la permanencia de este estado de cosas, tiene un límite de tolerancia, ya que entienden que el pedido del gremio se podría resolver en una mesa de diálogo. “Dialoguemos y veamos, pero volvamos a trabajar”, es lo que este delegado de SanCor le pide al sindicato. Además, contó que el día de la asamblea no pudieron sesionar donde habitualmente lo hacen porque estaba «semitomada» por el gremio y tuvieron que cambiar el recinto de la reunión.

El trasfondo

No será sencillo llegar a un entendimiento que destrabe la situación, porque aparentemente, lo que atraviesa el conflicto es algo que escapa a los propios productores que remiten materia prima y tiene directa relación con el proceso de crisis que lleva adelante el Consejo Directivo, el sindicato y el grupo empresario que iba a conformar un Fideicomiso con la cooperativa.

En SanCor reconocen que el Fideicomiso está caído y que no seguirán adelante con el mismo si los supuestos inversores no incorporan el dinero (unos USD 60 millones) antes de participar del control de la empresa. Los productores sospechan que si avanzan en esa línea sin que aparezca antes el capital que prometieron los privados, estarían entregando la empresa sin ninguna garantía.

Los plazos se acortan, y según Travaglino, «el próximo 15 de noviembre es la fecha límite» para evitar que se caiga definitivamente el compromiso de formar este Fideicomiso de transición de la compañía. “No estamos dispuestos a renovar este plazo, pero por supuesto que se trata de buscar una alternativa a esto porque queremos seguir siendo SanCor”, dijo el productor. “A pesar de todo, en este tiempo se fue moviendo e ingresó leche de los productores y vemos que las cosas quieren ir andando, pero no podemos seguir esperando que se formalice este fideicomiso porque vemos que pasó el tiempo y no avanzó nada”, agregó el socio delegado.

“Nosotros seguimos entregando la leche hasta ahora, a pesar de esta crisis y de cómo nos pagan (hasta 50 días diferidos), porque somos cooperativistas y creemos en el sistema cooperativo, pero bueno, cuando usted choca con estos problemas, que nos parecen ridículos, porque vuelvo a repetir, nadie acá quiere que los obreros pierdan derechos; además, el gremio sabe exactamente lo que sucede, así que bueno, yo espero que se reflexione y se llegue hasta a una mesa para hablar, porque de otra manera perdemos todos, productores y obreros”, sugirió Travaglino.

El productor socio y delegado de la zona sur de Santa Fe, aclara que al no estar en la Mesa Directiva actual, sólo recibe información de lo que pasa pero no toma decisiones sobre los detalles de la crisis, salvo cuando, como socio delegado, es convocado a la asamblea para votar. Lo que sí dejó en claro Travaglino, es que no están dispuestos a seguir entregando leche cruda a una empresa cuyo gremio, por sus medidas de fuerza, pone en riesgo la producción de la planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *