Mar. Jun 22nd, 2021

Aseguran que no tienen dinero para pagar deudas y adquirir mercadería.

La fe mueve montañas, dice un viejo refrán, pero por ahora no puso a rodar los engranajes económicos en la Difunta Correa. Si bien el Ministerio de Turismo habilitó hace una semana la visita de los fieles al Paraje Vallecito, desde el centro comercial están preocupados porque aseguran que solamente abrió el 25% de los locales. El resto dice que no tiene plata para pagar deudas y adquirir mercadería.

“Somos casi 40 negocios en total y hasta antes de Navidad abrieron 10, nada más”, dijo a DIARIO HUARPE Javier Mercado, presidente del Centro Comercial de la Difunta Correa.

Mercado explicó que él es gastronómico y perdió toda la mercadería porque vencieron en el mes de junio. Desde ese momento no le quedó nada como para seguir adelante. “Tengo cero mercadería como para empezar nuevamente y mucho menos plata”, comentó.

El paraje religioso, al igual que la mayoría de las actividades, quedaron suspendidas desde el mes de marzo cuando se decretó la cuarentena por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, la expectativa de los comerciantes se mantuvo por algunos meses más. Observaron que a mitad de mayo se fueron dando algunas flexibilizaciones como la apertura del comercio en Capital y tomaron la decisión de no cortar los servicios pensando en que volverían a trabajar, aunque eso llegó recién a fines de diciembre.

El presidente de los comerciantes dijo que en su caso particular debe más de $140.000 en boletas de la luz que tiene atrasadas. “No corté el servicio porque en teoría íbamos a abrir en junio, pero no fue así. Hay otros que deben más, es muy complejo el tema”, sintetizó. El hombre mencionó que para regularizar la situación con Decsa, prestadora del servicio, deben entregar un 40% en efectivo y el resto prorratearlo en cuotas.

Mercado festejó que el Gobierno habilitara nuevamente las visitas al santuario, pero contó que la comunicación oficial que les dieron a ellos fue tardía. “No nos dio tiempo para nada”, sostuvo. Asegura que los comerciantes se enteraron el jueves 17 de diciembre cuando tuvieron una reunión en donde les comunicaron que el próximo lunes 21 abría el paraje. “Nos tomó de sorpresa porque no teníamos nada preparado”, expresó.

Mercado indicó que al mismo tiempo que los locales cerraron las puertas muchos empleados se quedaron sin trabajo. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

El comerciante dijo que le explicó a la intendenta de Caucete, Romina Rosas, por lo que estaban atravesando sus colegas. En esa charla que mantuvieron, la funcionaria departamental, en compañía de otras autoridades de Turismo, les dijo que fueran abriendo de manera paulatina y aquel que no podía hacerlo iba a recibir algún incentivo por la parte gubernamental.

Sobre el último punto, Mercado precisó que se trata de una compra anticipada que hace el Gobierno de las prestaciones que ellos ofrecen y que luego los negocios deben devolver, pero esto tiene una traba: la presentación de factura y alguna otra documentación oficial. El presidente de la entidad dijo que todavía no pueden hacerlo debido a que muchos, por la pandemia, dejaron de cumplir con las obligaciones de pago a determinados entes o reparticiones oficiales.

Empleados

Mercado indicó que al mismo tiempo que los locales cerraron las puertas muchos empleados se quedaron sin trabajo. Reconoció que había algunos que estaban registrados y que durante este periodo los empleadores se hicieron cargo de las contraprestaciones dinerarias, aunque alguno recibió el programa nacional ATP para cumplimentar la mitad de los sueldos. Sin embargo, otros que no contaban con los aportes tuvieron que resignarse a quedarse sin empleo por los efectos que dejó el virus en la economía de ese lugar.

Los que abrieron: tranquilos

El referente comentó que ese 25% de comercios que abrió las puertas estuvo trabajando “tranquilo”, es decir, no tuvo gran repercusión en las ventas como se esperaba.

Los visitantes, la crítica

Mercado dijo que está “bien” la autorización que dio el Ministerio de Turismo con el cupo diario de visitantes, aunque indicó que el “fuerte en las ventas se da entre los camioneros y los visitantes de paso”. Esperan que las autoridades consideren este punto para ver si cambiando ese detalle pueden reactivar las ventas.

Reunión, lo próximo

El presidente aseguró que seguirán manteniendo constantes reuniones con los diferentes comerciantes de la Difunta Correa. Pedirán al Gobierno provincial algunas otras alternativas para lograr que en el mes de enero puedan recibir alguna ayuda y así habilitar todo el centro comercial.

Huarpe