Spread the love

Preocupante situación a nivel nacional. Durante el transcurso de esta semana, la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina informó una baja del 17,6% en el consumo de carne vacuna, en comparación con el primer trimestre del 2024 con el mismo periodo del año pasado.

San Juan no fue la excepción ante este dramático escenario. Debido a la gran caída del consumo –que llegó hasta el 40% en un año, según manifestaron-, desde el sector aseguraron que las carnicerías de la provincia “se están fundiendo”.

“Es de terror e histórico lo que ocurre. Las carnicerías se están fundiendo”, expresó Adán Varela, dueño de Carnes Argentinas, a este diario. Advirtió que la gente no tuvo para comprar durante el último año.

Mismo panorama expuso Mauricio López, cortador de carne de un local de Capital. Para el trabajador, los números en rojo no son ninguna novedad y contó que las ventas vienen en picada desde hace cinco años aproximadamente.

Al igual que Varela, habló sobre un cambio en el consumo que, según manifestó, cayó un 40% en comparación con los primeros meses de 2023. “Antes la gente compraba por kilo, ahora pide según lo que tengan en el bolsillo. Estamos en la cuerda floja”, dijo.

Con respecto al asado, López afirmó que los compradores “ya no se dan el gustito”. Pocos años atrás, compraban para consumir una vez al mes y actualmente lo hacen a la canasta.

Los precios de los cortes

Varela y López expusieron los valores de los principales cortes en las carnicerías del Gran San Juan. En promedio, los precios por kilo son:

  • Paleta: $8.000
  • Nalga: $8.000
  • Cuadril: $8.500
  • Punta de espalda y filet: $10.000
  • Picada: $5.000 en oferta y hasta $7.000
  • Costeleta: $7.500

¿Y el asado?

El pasado 27 de abril, Tiempo de San Juan publicó una nota sobre los precios para un asado, en la previa al Día del Trabajador en la provincia. Según el relevamiento, las carnicerías mostraron los siguientes valores:

La tapa de asado cuesta entre 7.000 y 10.500 pesos, cuando hace un año su valor rondaba los 1.850 y 2.200 pesos. Las costillas están en $6.500 y $7.000, y antes en $1.550 y $2.000. Con respecto al corte más sanjuanino -punta de espalda-, su precio oscila entre 8.000 y 11.000 pesos y a fines de abril de 2023 había que abonar entre 2.200 y 2.500 pesos.

Sobre los embutidos, los chorizos y las morcillas cuestan entre 4.000 y 5.000 pesos, cuando antes estaban entre los 1.050 y 1.500 pesos. Las salchichas parrilleras, siendo un poco más caras, valen entre 5.000 y 6.000 pesos, y hace un año rondaban los 1.650 pesos.

Por último, los chinchulines cuestan entre 3.000 y 4.000 pesos y antes valían 750 y 900 pesos.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *