Vie. Abr 23rd, 2021

El flamante esquema de coparticipación abrió un nuevo escenario en la negociación salarial entre los gremios y los intendentes. Los municipios recibirán en el año mucho más fondos que en períodos anteriores (en el acumulado de enero y febrero ya percibieron un 80 por ciento más que en 2018), al punto que no existirá más el aporte extra de la provincia en sueldos. En base a ese parámetro, desde los sindicatos ya apuntan alto. En UPCN señalaron que el pedido de aumento es del 30 por ciento de una sola vez y con cláusula gatillo. Por el lado de SUOEM indicaron que solicitarán que el básico llegue a 12.500 pesos y que haya una actualización mensual de acuerdo al ritmo inflacionario. Son las primeras puntadas que darán las entidades con mayor cantidad de afiliados en las comunas, que abrirán las discusiones en los 19 departamentos.

La gestión uñaquista se plantó en una propuesta salarial para sus empleados estatales de un 27 por ciento en tres tramos (15 por ciento a partir de marzo, siete desde agosto y cinco más en noviembre) con cláusula gatillo que se disparará cuando la inflación supere el porcentaje total. La suba que otorga la provincia es una referencia para el resto de los poderes (el Legislativo y el Judicial) y los municipios, pero los gremios se sentarán en la mesa de discusión con los jefes comunales jugando fuerte. ¿El motivo? El nuevo mecanismo de coparticipación que implementó el Gobierno. Según los cálculos del Ministerio de Hacienda, los 19 intendentes recibirán este año alrededor de 5.837 millones de pesos, un 84 por ciento más que en 2018. El incremento para los municipios será histórico, ya que anteriormente estuvieron planificados en base a la estimación de la inflación o a la discrecionalidad. El crecimiento del índice de precios está previsto, según consultoras privadas, en un 35 por ciento. El cálculo de la suba de fondos para los distritos va a tono con lo que efectivamente han embolsado en los dos primeros meses de 2019, ya que estuvo un 80 por ciento por arriba del mismo período que el año pasado.

Son esos números los que llevan a los referentes gremiales a encarar con firmeza la negociación. Enrique Funes, secretario Gremial de UPCN, resaltó que “hemos pedido un 30 por ciento para empezar a conversar”, aunque expresó que en el desarrollo de las discusiones hay que “ir analizando para ver cómo avanzamos”. Y si bien el sindicalista resaltó que lo solicitado es que el porcentaje sea de una sola vez, reconoció que habrá que ver el resultado de las charlas. Ante la cifra, remarcó que la situación “debería ser mucho menos problemática para los municipios, por el aumento de la coparticipación”. No obstante, hizo hincapié en que “son 19 municipios y 19 negociaciones, cada una con realidades distintas”. Además, indicó que la suba tiene que ser con cláusula gatillo porque “no se sabe cómo va a terminar la inflación”.

Por su parte, Antonino D’Amico, secretario General de SUOEM, sostuvo que “la ley de coparticipación les dio una semiautonomía financiera a los municipios”, por lo que ya vienen tirando líneas hace rato. En ese marco, explicó que han solicitado que el sueldo básico llegue a los 12.500 pesos en las comunas en las que esté por debajo de ese monto. “A partir de ahí, que se aplique el aumento en forma mensual con el mismo porcentaje de la inflación, teniendo en cuenta las cifras de enero y febrero”.
Caucete: retraso en los salarios

A través del testimonio de los empleados, la concejal Romina Rosas y precandidata a intendente de Caucete por el frente Todos indicó que el personal de planta del municipio cobró su salario fuera de la fecha habitual y que los contratados y los trabajadores de un plan laboral han recibido el 50 por ciento de sus haberes. “Estamos preocupados por la situación financiera que está atravesando el municipio. Los empleados son nuestra familia, a quienes debiéramos contener en primera medida, ya que son nuestros brazos y piernas en la gestión. Es lamentable que esté sucediendo esto. Desde el Concejo Deliberante se ha pedido un informe al secretario de Hacienda sobre el monto coparticipado por la provincia y en que qué se ha gastado”. En enero y febrero de este año, Caucete recibió un 49 por ciento más con respecto al mismo período de 2018, por lo que Rosas destacó que “lo que debiera estar haciendo el municipio es administrar bien los fondos para que ni los empleados, ni los proveedores y ni los cauceteros se queden sin sus fondos para poder satisfacer sus necesidades”.
Referencia

27 por ciento de aumento ofreció el Gobierno. Es en tres tramos y con cláusula gatillo. Lo aceptaron los gremios estatales y hoy definen los sindicatos docentes.

El resto

El poder Legislativo y el Judicial también tienen que definir el aumento para sus empleados, aunque es un hecho que se plegarán a la pauta que estableció el Gobierno provincial.