Spread the love

Continúan los números en rojo en los supermercados de San Juan. Así afirmaron referentes del sector luego de detectar que las ventas siguieron en picada durante mayo, hecho que ocurrió en abril pasado. Por este motivo, dijeron que hubo bajas de precios y descuentos en los productos de la canasta básica.

Carlos Icazati, propietario de América Mayorista, expresó que el consumo a nivel nacional cayó un 10% durante el presente mes, siendo un número similar en San Juan. Como consecuencia, dijo que, por la falta de ventas, los precios se encuentran en baja: “Se están reacomodando”.

En comparación con abril último, los valores de los productos de la canasta básica bajaron entre un 5 y 8 por ciento en términos generales, contó el supermercadista.

En otras palabras, el responsable de Cabral Mayorista, Franco Pelletier, aseguró que los números de las ventas se mantuvieron con respecto a abril. “No aumentaron durante mayo”, expresó.

Al igual que Icazati, y tras la aparición de los descuentos en abril, afirmó que los valores durante el presente mes son similares a los registrados hace 30 días atrás.

La inflación de mayo rondaría los 5 puntos, según consultoras privadas

Días quedan para culminar el quinto mes de año y antes de conocer el dato oficial de la inflación INDEC, las consultoras privadas van sacando sus pronósticos y estimaciones. Tras un abril que registró el primer dato por debajo de los dos dígitos en el último semestre, mayo seguiría en la misma tendencia, registrando un 5%.

La parte negativa de esta abrupta corrección a la baja está dada fundamentalmente por una caída sostenida del consumo masivo, una política cambiaria que fijó un incremento del dólar oficial de apenas el 2% mensual y últimamente por el freno a la suba de las tarifas de los servicios públicos y a las cuotas de la medicina prepaga.

Así, desde EcoGo afirman que para el quinto mes del año la inflación se ubicará por debajo de 5% y agregan que en el caso de los alimentos la suba de precios en la tercera semana del mes se ubicó en 1,2 por ciento.

El índice de aumento de los precios minoristas durante el mes de mayo sería cercano al 5%.

«Con este dato y considerando aumentos proyectados para las semanas restantes del 1%, la inflación en alimentos consumidos dentro del hogar ascendería a 5,2% en el mayo. Si además se incorporan los aumentos registrados en alimentos consumidos fuera del hogar, la inflación en alimentos alcanzaría el 5,6%», mencionaron. A partir de este dato, estiman que «La inflación de mayo se ubicaría así en 4,6% mensual, debido a que se registraron aumentos menores a lo previsto en el resto de las categorías».

Otra consultora, en este caso LCG, informaron que la suba de alimentos a lo largo del mes viene promediando el 1,6% semanal. «En lo que va del mes acumula un 3% de inflación. Los aumentos semanales reiterados de Bebidas y Lácteos explican el 80% de la suba, que se compensa parcialmente con las continuas caídas del rubro frutas», detallaron desde la consultora.

En tanto, desde la Fundación Libertad y Progreso, con datos de la tercera semana, estiman un incremento promedio mensual de 4,9%. El economista de la organización, Lautaro Moschet, consignó que la baja de la inflación «continúa con características similares a la de los últimos meses donde los alimentos y bebidas no alcohólicas se ubican por debajo de la variación promedio del índice».

«En misma sintonía, esperamos que la inflación núcleo, la cual excluye a los bienes y servicios regulados o aquellos con comportamiento estacional, se ubique en torno al 3%, lo cual es algo inédito en más de dos años», agregó.

La caída del consumo no encuentra fondo: en abril registró la más fuerte

El consumo masivo cayó casi 14% interanual en abril, según el último relevamiento de la consultora Scentia. Se trata de una profundización del desplome que había alcanzado el 7,5% en marzo. Las ventas se contraen en todos los rubros y en cada uno de los canales: supermercados, autoservicios, mayoristas y cadenas de farmacias. El dato siembra dudas sobre cuándo tocará piso la actividad.

¿La recesión llegó a su fin en marzo? El desplome del consumo masivo pareciera indicar que no. Según los datos de Scentia, la consultora más importante del rubro, las ventas cayeron en abril un 13,8% en comparación al mismo mes del año anterior. Es una aceleración del derrumbe que había sido del 3,8% en enero, del 4,1% en febrero y del 7,5% en marzo.

La baja es generalizada en todos los canales de venta: supermercados -15,3%, autoservicios -12,2%, mayoristas -13% y cadenas de farmacias -24,4%. Además afectó a a cada uno de los rubros: alimentos -9,8%, bebidas con alcohol -22,8%, bebidas sin alcohol -16,8%, higiene y cosmética -16,9%, impulsivos -19,4%, limpieza de ropa y hogar 16,6%.

Según fuentes del sector, la caída en las ventas se explica centralmente por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores. “No hay oferta, promoción o congelamiento que pueda atraer a los clientes”, relató a este medio un representante de una cadena de retail.

Otro de los datos llamativos es que la caída se sostiene a pesar de que el rubro alimentos y bebidas tuvo durante abril incrementos, que en promedio estuvieron por debajo del nivel general de la inflación, que mide el INDEC.

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *