Spread the love

El anuncio de una retención del servicio de colectivos desencadenó en un conflicto entre varias partes que involucra al sector de transporte de pasajeros y al Gobierno de San Juan. En diálogo con Radio Sarmiento, el director de Tránsito y Transporte, Marcelo Molina, explicó que luego de que declararan ilegal la medida de fuerza que iba a realizar la UTA, este miércoles deberán dialogar en la Subsecretaría de Trabajo, representantes sindicales y empresariales. El principal reclamo es un aumento salarial, que consiguió el Consejo Directivo Nacional con las cámaras de AMBA, pero que en la provincia ATAP se niega a firmar. En este sentido, desde Gobierno explicaron que “está en constante análisis el aumento del pasaje” debido a cuatro factores que influyen directamente como aumento de combustibles, suba de salarios de choferes, compra de unidades y cuestiones administrativas, éstas en un mínimo porcentaje comparadas a las anteriores.

Pero en el marco de este clima tenso, Molina explicó que para entender el panorama sanjuanino, hay que conocer que luego de la asunción de Javier Milei, las provincias del interior dejaron de recibir subsidio. “San Juan recibía 11 millones de pesos y en enero, el AMBA pasó a recibir 160 millones mientras que para el interior fue cero pesos. Entonces, por eso es que en el AMBA lograron un acuerdo salarial y aquí debe negociarse porque no hablamos de la misma situación”, expresó y agregó que está de acuerdo que los colectiveros cobren acorde a los aumentos de la inflación.

En contrapunto de lo que sucede en Buenos Aires, Molina dijo que la realidad de San Juan “es diferente”. “Entendemos que el aumento salarial se tiene que cubrir con un aumento en el boleto o con subsidio. De Nación no lo tenemos. Por eso es que le contaba de dónde salen los recursos”, remarcó. Si bien no detalló un porcentaje, confirmó que “está en constante análisis” el incremento de la tarifa y que actualmente estará marcado por algún acuerdo salarial entre colectiveros y empresarios.

Medida de fuerza ilegal
Molina confirmó que hubo “algunas líneas que demoraron el servicio”. “Hemos recibido la instrucción de Gobierno y Trabajo para sancionar a las empresas por no haber garantizado el servicio. Aclaro que no han sido todas las líneas, no todos los trabajadores y no todas las unidades”, resaltó.

Asimismo, agregó que desde Trabajo sancionarán a la parte gremial, ya que no cumplieron con notificar la medida de fuerza en tiempo y forma y “ahora las partes están obligadas a conversar para llegar a una solución”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *