Spread the love

Pese a prórroga del fideicomiso aceitero, los precios del litro del producto al consumidor final aumentó hasta 200 por ciento en las últimas dos semanas desde el balotaje. Ante el confirmación oficial de que el próximo Gobierno eliminará los controles de precios, los principales productos de la canasta básica iniciaron un raid alcista que supera los tres dígitos en varios ítems.

Juan Milito, referente de la Unión de Almaceneros de Rosario, reveló que desde las últimas elecciones no pararon de subir los precios en los comercios. “La próxima gestión habla de que todo tiene que valer lo que tiene que valer, y los formadores de precios están haciendo caso a eso”, afirmó Milito en declaraciones a radios locales. Precisó que los aumentos en su mayoría rondan el 40 por ciento, aunque hay subas por encima de ese porcentaje.

“El aceite estaba controlado, pero ahora hay listas con 200 por ciento de aumento, lo que es terrible. Uno como comerciante está preocupado por el consumo y la necesidad de nuestros clientes”, lamentó. “Los comerciantes estamos tratando de comprar lo que está en un precio lógico, pero no sobrestockearnos porque no sabemos qué pasará. Creemos que habrá una etapa de recesión”, agregó Milito.

En los últimos doce meses, según el INDEC, los precios para el rubro «aceites, grasas y manteca» arroja un alza 100,4 por ciento.

Búsqueda de morigeración

El Gobierno prorrogó la fecha de vencimiento del fideicomiso aceitero. A través de la Resolución 1626/2023, fijó la fecha límite para el 31 de diciembre de 2023. Este fideicomiso lo creo el Gobierno para frenar la suba del precio del aceite. La medida buscó sostener en el mercado interno un precio accesible de los aceites.

A partir de la nueva resolución, el Ministerio de Economía extendió el programa hasta fin de año. Además, aplicó un aumento en los recursos de 15 millones de dólares para los próximos meses. “La implementación del mecanismo demostró ser adecuada para el cumplimiento de los objetivos propuestos”, argumentó el Gobierno en la resolución. Además, planteó que propone estabilidad de los precios en el mercado interno de los aceites.

Para la extensión, el Gobierno señaló que resulta oportuno y conveniente adecuar el monto del aporte y el volumen mensual. En este sentido, el nuevo acuerdo propone un plazo de duración hasta el 31 de diciembre de 2023.

«Si existieran Aportes de Fondos y Compensaciones pendientes y exigibles bajo el Fideicomiso, el Fideicomiso continuará en vigencia hasta el total cumplimiento y cancelación de los mismos, exclusivamente en lo que tenga relación con dichos aportes y compensaciones pendientes”, destaca el fideicomiso, el monto que se destina pasó de 120 millones de dólares a 135 millones de dólares. “A los efectos de evitar excederse del monto de aporte se establecerá un mecanismo de evaluación mensual”, concluyó la normativa.”, concluyó la normativa.

 

fuente: el destape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *