Mié. May 12th, 2021

La ex ministra de Seguridad de la Argentina y actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich, expresó este martes en tono jocoso que a Pfizer “le podríamos haber dado las Malvinas”, desmereciendo el histórico reclamo de soberanía del pueblo argentino. La nefanda expresión fue vertida en el contexto de las negociaciones del Gobierno Nacional con laboratorios multinacionales para acceder a vacunas contra el COVID-19, y particularmente a las cuestionadas cláusulas que solicitó la farmacéutica norteamericana Pfizer, entre otras, la posibilidad de accionar sobre bienes soberanos de la Nación Argentina.

Las declaraciones se dan en el marco en el que el Poder Ejecutivo Nacional retomó las negociaciones con Pfizer, empresa a la que el Ministerio de Defensa de la Argentina puso a disposición en 2020 el Hospital Militar para que se realizaran los ensayos clínicos de efectividad de la vacuna contra el coronavirus en fase 3, experiencia en la que participaron cerca de 4.500 voluntarios, con la mira puesta en que Pfizer le otorgaría un lugar preferencial a Argentina.

Lejos de esto. Culminada la experimentación, Pfizer realizó un creciente número de exigencias, algo que no solo ocurrió en la Argentina sino que fue denunciado por varios países.

Según Bullrich, “Pfizer no pidió cambios en la ley; lo único que pidió fue un seguro de caución, como pidió en todos los países del mundo, que es algo razonable” y luego, ironizando, declaró: “Pfizer no pidió ni los hielos continentales, ni… bueno, no sé, las Islas Malvinas se las podríamos haber dado”.

Tras los cuestionamientos, Bullrich intentó una explicación: “Frente a las mentiras por la cual no se compraron vacunas, ejemplifiqué que el Gobierno dijo cualquier cosa: hasta que podíamos entregar las Malvinas o los glaciares”. Sin embargo, si se vuelve a ver el video con la expresión, es claro que su intención no fue esa, sino quitarle importancia al reclamo argentino por Malvinas. Sus manifestaciones no son más que una ratificación coherente de las políticas de entrega de soberanía que el gobierno de Mauricio Macri, del cual fue funcionaria, implementó a lo largo de todo su gobierno.

“Como presidente de la Confederacion de combatientes de Malvinas de la república Argentina repudio en nombre de todos los veteranos los dichos de Patricia Bullrich es evidente el pensamiento entregador de ella y su espacio. Malvinas no se negocia la sangre derramada así lo pide”, manifestó el veterano de guerra Ramon Robles.

Es más que lamentable que cientos de patriotas hayan dado su vida heroicamente en Malvinas para que, décadas más tarde, una dirigente con pretensiones electorales, histórica lobbista de potencias extranjeras, se exprese de esta manera antiargentina.