Spread the love

A través de una resolución, el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) definió que los hogares, que representan pequeñas demandas residenciales, tendrán un aumento de la luz del 32,49 por ciento. Según estimaron desde el organismo de control, la cifra implicará subas que irán desde los 956 hasta los 3.758 pesos para viviendas que tengan consumos que van desde los 100 kWh por mes hasta los 500 kWh  (ver infografía). Si bien el aumento comenzará a regir desde este mes, el impacto real se verá en las boletas que tendrán vencimiento en noviembre. El tema no es menor, ya que, en el caso de los consumos más bajos, que hoy pagan facturas de unos 3.500 pesos, con el aumento y los impuestos desembolsarán unos 5.000 pesos, indicaron las fuentes. Con la resolución oficial, quedó confirmado que la suba será la más alta de la que se tenga registro y la segunda del año si se tiene en cuenta que en julio llegaron facturas con aumentos del 27,61 por ciento.

La decisión del EPRE se dio a conocer ayer, luego de que el pasado 16 se llevara adelante la audiencia pública de revisión tarifaria. En esa presentación, la distribuidora Energía San Juan había solicitado al ente regulador un incremento promedio del 46,98 por ciento, aunque había aumentos que llegaban al 57,45 por ciento para las tarifas denominadas T1-R1, T1-R2 y T1-R3, esto es, las pequeñas demandas residenciales. Por su parte, el organismo analizó que, para mantener en condiciones el servicio, debía darse una suba promedio del 29,91 por ciento y de 31,95 por ciento para los domicilios. Si bien el incremento es mayor al que se previó en la audiencia, es menor al que pidió Energía San Juan.

La tarifa de la luz comenzará a regir desde hoy y hasta el 22 de enero, fecha en la que deberá implementarse la suba que se defina en la próxima audiencia pública de revisión tarifaria, la que debería realizarse a fin de año. Así, los consumos de energía de septiembre se facturarán con el incremento definido ayer, el que quedará reflejado en las boletas que tendrán vencimiento en noviembre.

De la totalidad de la energía consumida en la provincia, la que necesitan los hogares representa el 61,52 por ciento, por lo que es el segmento más importante. Luego, le siguen las grandes industrias con un 13.47 por ciento y, después, las pymes menores y comercios, con 8,93 por ciento. En ese marco, el aumento del 32,49 por ciento en la boleta de la luz impactará en una gran cantidad de consumos. A modo de ejemplo, en la audiencia pública pasada, en el EPRE indicaron que las residencias con consumos que van desde 110 kWh y hasta los 500 kWh representa la mayoría, por lo que ese sector tendrá subas que irán desde los 1.000 pesos hasta casi 4.000 mil, sin los impuestos.

La suba de la energía se dio luego de la devaluación que el Gobierno nacional dispuso tras las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Es un hecho que dicho cambio tendrá un impacto en la inflación, por lo que, en la resolución, el EPRE definió que, durante el transcurso del periodo de vigencia de los valores tarifarios, la empresa estatal «realizará un monitoreo mensual permanente de la evolución de los índices publicados por el INDEC». Así, «en caso de observar desviaciones sustanciales de los índices reales respecto de los proyectados (en más o en menos)», se podrán aprobar «variaciones en los valores de los Costos de Distribución y Costos Comerciales, de manera de reducir el desalineamiento de las tarifas con los costos reales de la prestación del servicio», cambio que se verá reflejado en las facturas.

Resolución
Para defi nir el porcentaje de incremento, el EPRE tuvo en cuenta la variación de costos en base a la evolución de los índices que publica el INDEC, la designación de recursos provenientes del Fondo de Contención Tarifaria, para cubrir diferencias tarifarias y fondos para inversiones, y lo que propuso Energía San Juan de incremento, que solicitó una suba del 46,98 por ciento promedio.

Compensación
En la revisión tarifaria se definió que, para que la suba a los usuarios no sea retroactiva al 23 de julio, habrá un desembolso del Fondo de Contención Tarifaria. Dichos recursos los percibirá Energía San Juan, ya que los aumentos no son retroactivos. Desde el EPRE calcularon que habrá unos 2.100 millones que surgirán del fondo de contención, los que, de no existir, debería ser afrontado por los usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *