Jue. Dic 1st, 2022

La Secretaría de Energía oficializó los topes para el consumo de gas que mantendrán la tarifa subsidiada en las distintas zonas del país. Estos topes se aplicarán a los usuarios que quedaron dentro de la categoría de ingresos medios (Nivel 3), que mantendrán los subsidios pero con un límite de consumo: si ese límite es superado, pagarán la tarifa sin subsidios por el excedente.

La publicación de estos topes de consumo era el último paso que se requería para comenzar a implementar la quita de subsidios a los usuarios de gas de todo el país.

A través de la Resolución 686 publicada este jueves en el Boletín Oficial, se estableció que las empresas distribuidoras de gas deberán reflejar por separado en las boletas que emiten a los usuarios la facturación del consumo hasta el tope correspondiente a cada categoría y luego la facturación correspondiente al consumo excedente, por el cual abonarán el costo de abastecimiento sin subsidios.

“En lo que refiere al servicio de gas por red, resulta necesario establecer un esquema tendiente a la aplicación eficiente de los subsidios que implementa el Poder Ejecutivo Nacional, a partir de criterios basados en la heterogeneidad climática de nuestro país, que se refleja en el consumo de los hogares, y que asimismo proporcione señales que estimulen el ahorro energético, cuidando de observar los criterios de equidad distributiva, proporcionalidad y gradualidad”, según el texto de la medida.

Los topes de consumo se dividen por empresa distribuidora, zona del país, categoría de usuarios (son las ocho categorías que ya existen de acuerdo a los niveles de consumo) y variarán según el mes del año.

Por ejemplo, un usuario de la empresa Distribuidora de Gas Cuyana SA (que trabaja en San Juan) de la categoría R2-3 (residencial), tendrá un tope de 19 m3 en febrero (el más bajo) y de 101 m3 en julio (el más alto).

Para identificarlo, lo ideal es buscar una boleta, ver la categoría (tarifa R-1, R2-3, etc) en la que se encuentra cada usuario, el mes al que corresponde y la cantidad de metros cúbicos que consumió. Eso permitirá saber si el usuario normalmente gasta por debajo o por encima de los topes autorizados para mantener el consumo. Hay que tener en cuenta que, al menos hasta ahora, el consumo que sale en la boleta en San Juan es bimestral.

Cabe recordar que, durante el mes pasado, el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, había explicado que en el caso del gas, a diferencia de la energía eléctrica, hay más dispersión climática con 29 subzonas diferenciadas en todo el país, cada una con ocho categorías de usuarios, de lo que se desprenden 232 casos diferentes.

A continuación, la tabla de categorías, topes y meses que regirá en San Juan:

A su vez, por cuestiones estacionales, el nivel de consumo no es homogéneo a lo largo del año, por lo que el Gobierno resolvió establecer los topes de acuerdo a los consumos normales y habituales de los últimos cinco años. “Tuvimos muy en cuenta estos umbrales, hicimos un promedio y se va a subsidiar el 70% de ese promedio”, dijo Bernal hace dos semanas en declaraciones radiales.

El funcionario explicó que se usó una “lógica de la estacionalidad” para establecer los topes, ya que de otra forma, en invierno la mayoría de los usuarios se vas a pasar del límite de consumo con subsidios mientras que en verano va a tener un excedente.

Según datos oficiales, en el caso del servicio de gas natural, sobre un total de 9,7 millones de hogares en el país, unos 4,1 millones dejarán de percibir la tarifa subsidiada por haber quedado incluido en el segmento de mayores ingresos (Nivel 1) o por no haber completado el formulario para recibir el subsidio. La quita de subsidios para estos usuarios se realizará en tres etapas: un 20% en octubre y el resto en noviembre y enero próximo. La quita completa se hará efectiva a comienzos de 2023.