Spread the love

Este miércoles el vocero presidencial, Manuel Adorni, hizo referencia a los anuncio que hizo el ministro de Economía, Luis Caputo, y aseguró que eran «necesarios e inevitables». Además, adelantó que se presentará un «plan de reformas estructurales» que se implementarán en las próximas semanas.

Uno de los puntos que más impacto causó en la sociedad fue la reducción de los subsidios al transporte y los servicios públicos, como agua, luz y gas, lo cual comenzará a regir el 1 de enero, según lo informado por Adorni.

«Esta mejora en los ingresos fiscales a través de la reducción de subsidios del 0.7% deja un tramo por resolver en un esquema de tarifas que consideramos, al menos buena parte de los argentinos, que es ridículo en términos de la inequidad que hay entre el AMBA y el interior del país», planteó el funcionario nacional en conferencia de prensa.

Agregó: «El incentivo va a estar puesto en el ahorro y en la demanda, no en la oferta, como sucede hasta ahora. Hay cuestiones que requieren tiempo, pero entendemos que este esquema de cambio será a partir del 1 de enero».

Además, en la conferencia se refirió a la modificación de la actual fórmula de movilidad para las jubilaciones. La misma se reemplazará por aumentos por decreto, propuesta que debe ser aprobada por el Congreso.

«No pretendemos dar aumentos discrecionales porque se nos ocurre, sino que el objetivo es terminar con un esquema que ha transformado a los jubilados en personas con muchas necesidades. Son jubilaciones de muy bajo nivel y el objetivo es mejorarla», aseguró.

«Esta herencia ha sido tan brutal que se espera que la inflación siga su tendencia incremental, y los jubilados iban a seguir perdiendo mucho más de lo que venían perdiendo, y el objetivo es cortar con este esquema perverso», completó.

 

fuente: Tls

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *