Sáb. Dic 3rd, 2022

Un relevamiento precisó que los márgenes de ganancia de las empresas productoras de alimentos se dispararon, al tiempo que aumentó la indigencia.

Los últimos números de pobreza e indigencia publicados por el INDEC se mantuvieron en niveles alarmantes, con un aumento grave de la indigencia. Si bien la pobreza se redujo unas décimas (del 37,3% al 36,5%), el aumento de la indigencia (del 8,2% al 8,8%) marca que cada vez hay más gente que no puede satisfacer sus necesidades alimenticias básica.

Tras las pérdidas multimillonarias de la era Macri, los balances corporativos post pandemia muestran un repunte de las utilidades exponencial, sustentado en una remarcación de los precios de sus productos constante, conducta imitada por los supermercados, como admitió el tío de Marcos Peña, Federico Braun, dueño de la cadena La Anónima.

Arcor, por ejemplo, en 2018 presentó el segundo balance en rojo en sus 71 años de historia. Ese año la empresa de Luis Pagani perdió 1.011 millones de dólares. El otro ejercicio negativo había sido en el año 2002, donde a pesar de la gravísima crisis reportó un rojo de sólo 50 millones de dólares.

Ahora, Arcor incrementó sus ganancias 38% solo en el primer semestre de este año, y sumó un neto estratosférico de 19.935 millones de pesos. Hay que destacar también que, tras utilidades rércord en 2020, estas crecieron en 2021 un ¡142%!.

Otro gigante de los alimentos en Argentina, Molinos Río de la Plata, aumentó ganancias en el primer semestre del año un 217%, en comparación interanual.

La nave insignia de la familia Pérez Companc cerró junio con una ganancia de 5.195 millones de pesos, producto de su posición monopólica en el marcado de los aceites, arroces y fideos, entre otros productos, en los que tiene el 80% del mercado.

Otras alimenticias que siguen creciendo mientras la gente cada vez come menos, son La Serenísima y el Ingenio Ledesma.

La firma de Mastellone Hermanos, dedicada a los lácteos, ganó casi 28.000 millones de pesos en 2021, antes de impuestos, mientras que la empresa de los Blaquier cerró un balance bruto positivo de casi 9.200 millones de pesos.

TSJ