Sáb. Nov 26th, 2022

Un clima de máxima tensión se extendió por Europa en apenas unos minutos. Medios polacos e internacionales denunciaron un presunto ataque con misiles rusos en una localidad de Polonia, en una zona fronteriza con Ucrania, y dos ciudadanos polacos muertos. Horas después, el Gobierno polaco confirmó el ataque, las dos víctimas, pero no dio información sobre quién fue el responsable. Sin embargo, de inmediato los Gobiernos de los países miembro de la Unión Europea comenzaron a declararse en alerta. Rusia, por su parte, tildó de «provocaciones» las acusaciones en su contra y rechazó cualquier ataque en la zona fronteriza entre Ucrania y Polonia.

La importancia de este ataque radica en que Polonia es miembro de la OTAN, la alianza militar occidental que encabeza Estados Unidos y que está obligada a defender a cualquiera de sus miembros en caso de un ataque. Tanto Estados Unidos como otros miembros de la OTAN son potencias nucleares.

El presunto ataque

Primero, el Gobierno polaco llamó de urgencia a la Comisión de Seguridad Nacional. Lo informó el vocero Piotr Muller que, sin embargo, no confirmó ni el ataque ni que hubiese sido responsabilidad de Rusia, país que el 24 de febrero pasado invadió a Ucrania -país fronterizo con Polonia- y desató una guerra que aún continúa hoy. Horas después, Muller anunció que el país elevó el nivel de alerta militar y confirmó que las explosiones mataron a dos ciudadanos.

Por ahora, se sabe que agentes de la Policía, la Fiscalía y el Ejército de Polonia se trasladaron a la localidad de Przewodow, en la provincia de Lublin, fronteriza con el oeste de Ucrania donde se encuentra la ciudad de Lviv, la segunda más importante del país, después de la capital Kiev. A diferencia de esta última, Lviv casi no fue parte de la guerra con Rusia. Solo en una oportunidad, el Ejército ruso bombardeó una región cercana para destruir un depósito donde las autoridades ucranianas guardaban gran parte del material bélico enviado por Estados Unidos y los países europeos.

«Hemos recibido una notificación de una explosión en el patio de secado. De hecho, nada más llegar, confirmamos que algo así sucedió. Dos personas murieron en el lugar. Por el momento estamos asegurando la escena e iluminando el área de la acción», explicó a Radio Lublin Marcin Lebiedowicz, portavoz del Cuerpo de Bomberos de Hrubieszow, a unos 35 kilómetros al norte de Przewodow, según Télam. Según afirmó, las explosiones golpearon a secadoras de granos.

Pese a que ningún detalle fue confirmado aún, el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, no dudó en acusar a Rusia del presunto ataque. «El terrorismo no se limita a nuestras fronteras nacionales», sentenció el mandatario y agregó: «Misiles rusos golpean Polonia…Disparar misiles al territorio de la OTAN. ¡Este es un ataque con misiles rusos contra la seguridad colectiva (de la OTAN)! Esta es una escalada significativa. Debemos actuar.»

La respuesta de Rusia

«Las declaraciones de los medios polacos y de responsables oficiales sobre una supuesta caída de misiles rusos cerca de la localidad de Przewodow son una provocación intencionada que buscan una escalada de la situación», denunció el Ministerio de Defensa ruso en su cuenta de Telegram.

Además, según la agencia de noticias AFP, informó que «no hubo bombardeos contra objetivos cerca de la frontera ucraniana-polaca”.

Reacción europea

Los primeros en reaccionar en Europa fueron los países bálticos. «Las últimas noticias de Polonia son muy preocupantes. Estamos consultando con Polonia y otros aliados. Estonia está lista para defender cada centímetro del territorio de la OTAN», aseguró la Cancillería de ese país en un comunicado, citado por CNN.

Letonia también se solidarizó con Polonia. «Letonia está junto a nuestros amigos polacos», afirmó el ministro de Defensa, Artis Pabriks, y agregó que ya «está en contacto» con Varsovia. Lituania, finalmente, se pronunció en el mismo sentido. El presidente Gitanas Nauseda tuiteó: «¡Cada centímetro del territorio de la OTAN debe ser defendido!»

La propia OTAN, la alianza militar que une a la mayoría de Europa, con Estados Unidos y Turquía, entre otros, también anunció que estaba «coordinando» su información con Polonia esta noche. Su secretario general, Jens Stoltenberg, advirtió que, antes de tomar cualquier decisión, «se deben establecer todos los hechos».

En paralelo, Hungría convocó a un Consejo de Defensa de urgencia, mientras Reino Unido se puso en contacto con el Gobierno polaco. Lo mismo hizo el titular del Consejo Europeo, Charles Michel: «Shockeado por las noticias de un misil u otra munición que mató a personas en territorio polaco. Mis condolencias a las familias. Estamos con Polonia y estoy en contacto con las autoridades polacas, miembros del Consejo Europeo y otros aliados».

¿Cómo afectaría la guerra en Ucrania?

Hasta ahora, tanto la OTAN como cada uno de sus países miembro no habían ingresado de manera directa y militar en la guerra en Ucrania porque, de hacerlo, hubiera significado la confrontación entre potencias nucleares. Rusia tiene armas nucleares y varios miembros de la alianza militar occidental también.

Por eso, pese a las amenazas explícitas del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, antes de la invasión rusa, cuando el mandatario ruso Vladimir Putin finalmente tomó la decisión de ocupar parte del territorio ucraniano, no hubo una respuesta bélica directa. En cambio, Washington optó por imponer una batería de sanciones comerciales, financieras y políticas a Rusia, sus empresas y dirigentes, y por enviarle inéditos paquetes de ayuda financiera y militar a Ucrania para fortalecer sus capacidades frente a Moscú.

Un ataque deliberado sobre suelo polaco, con víctimas polacas, podría cambiar dramáticamente. Especialmente si los misiles fueran de Rusia. Una guerra que se expanda e incluya también a la OTAN y Europa no solo abriría la puerta a un posible conflicto nuclear, sino que además terminaría de descontrolar los precios de las commodities de alimentos y energía en el mundo, y profundizaría la actual crisis económica mundial. Por ejemplo, al finalizar este martes, el precio internacional del petróleo comenzó a subir y analistas lo vincularon a la escalada de las últimas horas en Europa.