Dom. Nov 27th, 2022

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó hoy que aspira «a terminar 2023 con una inflación menor al 3% mensual», anticipó que este año «va a cerrar un nivel de reservas netas de 6.000 millones de dólares» y anunció que el viernes se dará a conocer el programa Precios Justos.

El jefe del Palacio de Hacienda, en declaraciones en «A Dos Voces» que se emite por la señal de cable TN, sostuvo que el viernes se anunciará el programa de Precios Justos que «representan a más de 100 empresas que nuclean al 86% del consumo masivo».

Massa explicó que en este sistema se trabaja «en acuerdo con toda la cadena de valor que van desde las empresas hasta las cadenas de supermercados y con garantía de abastecimiento». «Son 1.400 precios fijos y en el resto de la producción se estableció que se mantendrán los precios por 4 meses con 4% de aumentos», señaló el ministro.

El responsable de la cartera económica aclaró que «el Estado garantiza la importación de insumos, de bienes intermedios y un programa de créditos para la producción», a la vez que advirtió que también «hay penalidades para los que no cumplan esos compromisos con multas que van desde 5 a 240 millones de pesos».

Massa enfatizó que «hay productos de primera marca y de marcas propias» y detalló que «los consumidores pueden controlar el acuerdo con una aplicación en el celular, mediante el código de barras».

El ministro anticipó también que mañana se anunciarán definiciones para el sector pasivo en materia de ajuste de haberes, a la vez que señaló que «sólo el 8% de los trabajadores pagan impuesto a las ganancias a la 4ta categoría».

Por otra parte, el ministro subrayó que quiere «llegar a fin del año que viene con un 3% de inflación mensual».

«Nosotros elegimos contar lo que hacemos, hay que bajar y estabilizar los precios y llegar a diciembre de 2023 abajo de los tres puntos de inflación. Los problemas de la Argentina se resuelven con superávit fiscal, superávit comercial, acumular reservas y construir un procesos de desarrollo», sostuvo.

«Hoy tenemos una caída del ingreso real y nuestro contrato electoral suponía la recuperación del ingreso. Hoy todavía, hay sectores de asalariados de bajos ingresos», admitió Massa al referirse a la posibilidad del otorgamiento de un bono de emergencia.

En relación con las reservas, indicó: «Cuando asumimos, teníamos reservas netas negativas, todos los dólares financieros arriba de 360 pesos, no había precios de insumos y había que tomar decisiones. Para tender el frente fiscal, suspendimos adelantos transitorios y recibimos 12,4% de déficit fiscal».

«No miro para atrás, vamos a cerrar el año con la meta de reservas en 6.000 millones de dólares. Corrimos la curva de vencimientos de deuda en moneda local por 2,2 billones de pesos. Sin embargo, la situación todavía es crítica, no es cómoda por eso pedimos austeridad en el gasto, por eso limitamos el funcionamiento en las empresas públicas y congelamos las contrataciones en el Estado», señaló.