Spread the love

Este jueves, un hecho histórico tendrá como protagonista al pueblo Huarpe en San Juan, y de manera extensiva, a todas las comunidades originarias de Argentina. El Complejo Museográfico Provincial «Enrique Udaondo», de Luján, en la provincia de Buenos Aires, restituirá 37 restos humanos huarpes a nuestra provincia. Con ello, regresarán a su territorio ancestral, en una ceremonia tan emotiva como fuerte para la comunidad, por el reconocimiento a su lucha por su historia y cultura.

Franco Gil, referente de la organización territorial huarpe Pynkanta, que nuclea a 14 comunidades originarias de la provincia, dio detalles de lo que será la culminación de un largo camino. «Este es un evento histórico para el pueblo Huarpe y también para el pueblo originario de Argentina. Es una lucha de muchos años de poder aplicar la Ley 25.517, que ordena que las colecciones de restos humanos que estén en manos privadas o del Estado puedan ser restituidas a sus lugares y pueblos de origen. En este caso estamos hablando de la restitución más grande de Argentina que se ha hecho hasta el momento«.

Se trata de «37 restos humanos que permanecían en el Museo Udaondo, de la ciudad de Luján, de la provincia de Buenos Aires, y serán restituidos a la Organización Territorial Pynkanta, del pueblo Huarpe en San Juan. Es realmente histórico y trascendental, para los pueblos originarios. Esto es porque todavía hay muchas colecciones que no están siendo restituidas. Esto sentará un precedente muy importante para la continuidad de la lucha», resaltó.

Expresó que los restos formaban parte de una colección de Agustín Gnecco que sus descendientes entregaron al Museo Udaondo. «Allá por los años 1997 y 1998, empezaron las primeras investigaciones para determinar cuál era el origen de los restos. En aquellos años, se les hizo consulta a otros pueblos porque al desconocer el origen, se realizó eso para para pedir permiso para hacer los estudios, los análisis correspondientes y los técnicos», detalló.

Tras ello fue en el año 2005 en el que se determinó la etnia de origen. «Cuando nos enteramos de que pertenecían al pueblo Huarpe, nuestra organización empezó con el pedido y el reclamo para que puedan ser restituidos. Con diversas gestiones, se trabajó con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y con el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, presentando notas, haciendo pedidos y una serie de reclamos. Finalmente, de parte del Instituto Provincial de Buenos Aires estuvo la decisión política de poder aplicar la ley. La normativa es muy clara en esto: ordena restituir los restos a sus propios orígenes. Nos costó años de lucha pero finalmente se pudo dar», expresó.

La ceremonia

Este jueves llegarán los restos, trasladados por los responsables de Buenos Aires. «Vamos a hacer una ceremonia inicial de recibimiento y de sepultura en la comunidad de Las Chacras, en el departamento Caucete. Será muy fuerte y muy emotiva para el pueblo Huarpe. Es abierta la convocatoria para los que quieran participar. Se van a sepultar cuatro restos, en referencia a los cuatro puntos cardinales, en un sitio sagrado. Luego, los demás restos se van a ir sepultando en distintos sitios sagrados, porque lo que buscamos con esto también es poner en práctica y recuperar la conmovisión y la cultura ancestral, como eran en los primeros tiempos», detalló.

Franco Gil destacó que los Huarpes no tenían un cementerio como único lugar para despedir a sus muertos. «Cuando nace un niño, los padres le eligen un lugar en el territorio donde se hace una ceremonia de presentación y donde se entierra la placentaEl día que le toca partir sus restos son sepultados en ese mismo lugar. Es muy fuerte eso para nosotros, y hoy con estos restos estamos recuperando esa cultura millenaria que se perdió con la colonización y con todos los procesos que hemos atravesado», afirmó.

El proceso de sepultura que iniciará este jueves se culminará en agosto, aproximadamente, para los 37 restos humanos. «Se enterrarán en La Chacra, en Nikizanga, y en otros lugares, que están en el territorio, en el campo y que son sitios sagrados«, dijo.

Para la ceremonia de mañana, se prepararon los lugares de sepultura y «la comunidad de Las Chacras es la que se ha encargado de preparar esos sitios, con mucho amor y con mucho esfuerzo porque son lugares en el campo que ha sido ya reacomodados para poder recibir esos restos. Se prepararon, también, para recibir a la gente de las comunidades, con una comida comunitaria, para compartir un momento».

De la ceremonia participarán autoridades del Gobierno de San Juan, de la UNSJ, autoridades desde Buenos Aires del Instituto Cultural y del Museo Udaondo. «Lo más especial pasará por el encuentro entre las autoridades indígenas. Viene un Omta, que es el guía espiritual del pueblo Huarpe, que va a guiar la ceremonia», señaló.

 

fuente:  DLPSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *