Mar. May 11th, 2021

Lo atacó un submarino nuclear fuera del área de exclusión. Fallecieron 323 argentinos.
En la madrugada del Día del Trabajador de 1982 llegaron las primeras informaciones sobre los ataques británicos a Puerto Argentino, la capital de las Islas Malvinas. Entonces se dispuso un despliegue naval «para materializar una amenaza a la flota enemiga«.

Según los documentos oficiales de la Junta Militar, el crucero «General Belgrano», que vigilaba el sur del archipiélago, debía penetrar la zona de exclusión a las 10 de la noche. Sólo por unos minutos: era como una provocación, para ver la reacción de los ingleses.

Pero el barco nunca hizo la maniobra. La comandancia decidió esperar un momento más adecuado.

Igual, a las 15:57 del 2 de mayo, hace hoy 35 años, el submarino nuclear «Conqueror» le acertó 2 torpedazos. A las 16:23 el hundimiento era inevitable y al capitán Héctor Bonzo ordenó abandonar el barco. A las 17:02 los restos ya estaban en el fondo del mar, a unos 4.200 metros.

En el ataque fallecieron 323 argentinos: casi la mitad de los muertos que nos dejó la guerra. Y sobrevivieron 770.