Spread the love

El sector turístico del Gran San Juan sufrió una fuerte caída en las reservas para este enero, al punto que se ha alcanzado apenas un 20 por ciento en promedio. Durante las últimas semanas, los prestadores hoteleros observaron una caída de hasta el 35 por ciento del turismo que esperaban, según confirmaron desde la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos. Sumado a que esperan un aumento de los costos fijos, aseguran que pone al sector frente a una situación muy compleja, en la que, si bien intentarán evitarlo, puede haber riesgo para algunos emprendimientos o hasta en puestos laborales en la hotelería. Propietarios de cabañas y casas quintas recuperaron parte del movimiento con hospedajes breves de sanjuaninos que no pudieron viajar, pero afirman que, con eso, no consiguen las mismas ganancias.

Mariano Carmona, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de San Juan, aseguró que, según el relevamiento que hicieron en la última semana de diciembre, las reservas para los hospedajes céntricos generaron preocupación entre los empresarios de hoteles y, también, de restaurantes y bares, debido que era mucho más bajo de lo que esperaban. Desde el sector esperan una temporada y un año «muy complicado», dijo el dueño del restó La Madelein. Los que más sufren esta baja son los hoteles urbanos, los que, en enero, en general alcanzaban hasta un 65 por ciento de ocupación, a pesar de no ser el mes en el que más turistas reciben.

Para Carmona, uno de los problemas más graves es que deberán costear los gastos, aunque no tengan ocupadas las plazas dentro de los hoteles, ya que deben afrontar los sueldos de los trabajadores y los servicios, que además subirán por la inflación y los aumentos tarifarios que están pendientes. Si bien dijo que todavía trabajan para que no haya riesgo en los puestos de trabajo, «con un panorama tan incierto, cualquier consecuencia es esperable. Yo creo que el sector va a ser uno de los más golpeados por la crisis», aseguró. Entre las alternativas que analizan para que no suceda es «trabajar de manera integrada, porque es la única forma de que podamos mantener los niveles de actividad para cubrir los costos fijos».

En cuanto a las razones de la baja, para el empresario se trata de un escenario multicausal. «La recesión, el hecho de que no hay eventos como otros años en los que llegaba turismo de afuera y hasta el precio del combustible hicieron que caigan las reservas», aclaró. También a cambios en el turismo, que este año se comporta de forma más errática y, a último momento, hacen modificaciones en reservas o destinos. «Se está dando mucha demanda espontánea en otros destinos, personas que no iban a viajar finalmente lo hacen. La expectativa que tenemos es que también pase acá, que lleguen visitantes sin reservas», agregó.

Este mismo fenómeno es el que benefició a un sector muy puntual de cara a la crisis turística: los propietarios de cabañas y casas quinta de Rawson. En los últimos años, en este departamento crecieron los hospedajes para aquellos turistas que visitan la ciudad de San Juan, pero prefieren no hospedarse en el centro. Gastón Villordo, presidente de la Cámara de Comercio, Agroindustria y Turismo del departamento, aseguró que a los emprendedores del Médano de Oro se les cayeron un 30 por ciento las reservas en pocos días. La  mayoría de los que llamaron para cancelar fueron turistas de otras provincias, que decidieron no viajar y tenían planeadas visitas de 10 o 15 días. El reemplazo de estos contratos es de sanjuaninos que no podrán irse a otros destinos y decidieron pasar uno o hasta tres días en estas cabañas para sus vacaciones.

> Alternativas 

El pasado viernes, representantes de cámaras del sector turístico se reunieron con la secretaria de Turismo de la provincia, Belén Barboza, para analizar alternativas de cara a la temporada. Según detalló Mariano Carmona, surgieron propuestas de apoyo al sector para incentivar el hospedaje y recepción de turistas, tanto en los departamentos alejados como en el Gran San Juan.

Al ser la hotelería uno de los sectores más golpeados, propusieron iniciar una campaña de incentivo al turismo de destinos cercanos, como las provincias de Mendoza, San Luis y La Rioja. Entre las opciones, barajaron promociones y acuerdos con los gobiernos vecinos.

Para los departamentos alejados y para quienes brindan servicios en el Gran San Juan, el objetivo es incentivar la visita de sanjuaninos a estos destinos, como la recorrida de circuitos cercanos por parte de aquellos que no viajaron.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *