Spread the love

El juez federal Sebastián Casanello ordenó al Ministerio de Capítal Humano que conduce Sandra Pettovello que entregue -en un plazo de 72 horas- un plan de distribución de los 5 millones de kilos de alimentos retenidos en galpones y que informe su fecha de vencimiento. El juez responde a un pedido de cautelar presentada por el dirigente Juan Grabois basado en la nota de Ari Lijalad que develó la retención de alimentos en medio de la crisis de los comedores.

El juez exige a Pettovello mostrar «el detalle del stock actual de los alimentos almacenados en los depósitos ubicados en las localidades de Villa Martelli, Vicente López, Provincia de Buenos Aires, y Tafí Viejo, Provincia de Tucumán, lo que deberá incluir el tipo de alimento, y las fechas de adquisición y expiración de la mercadería; 2- Los registros de ingreso y egreso de mercadería desde diciembre de 2023 hasta la fecha; 3- Los expedientes administrativos en los que haya tramitado la adquisición de los alimentos almacenados, junto con toda otra actuación y/o documentación vinculada«.

En la cautelar, el juez ordena al «Ministerio de Capital Humano a que, en el marco de sus competencias y de las obligaciones antes descriptas, elabore un plan de distribución de dichos alimentos en atención a su tipo, cantidad, fecha de vencimiento y grupo de destino, previendo su ejecución de modo inmediato; lo que deberá informarse de manera precisa en el plazo de 72 horas«.

El stock de alimentos sin entregar que el Gobierno informó a El Destape, guardados en los depósitos de Villa Martelli y Tucumán, incluye más de 3 millones de kilos de yerba, más de un millón de kilos de leche en polvo, más de 479 mil botellas de 900 mililitros de aceite y más de 130 mil kilos de puré de tomates, entre otras cosas.

Grabois amplió la semana pasada la denuncia que había iniciado tiempo atrás contra la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, por no entregar alimentos a comedores. «Solicitamos que se realice una inspección en ambos centros operativos a los efectos de comprobar la existencia de cantidades siderales de alimentos sin entregar», indicó Grabois en la denuncia.

«La comida se pudre en los galpones de Capital Humano mientras a 100 metros las familias argentinas pasan hambre», escribió Grabois en el comienzo del mensaje que publicó en su cuenta de Twitter. «Estos reverendos hijos de puta que nunca hicieron nada por nadie tienen dos depósitos llenos con más de 4 millones de kilos de alimentos en Villa Martelli y Tafí Viejo mientras dejan a seres humanos, niños, madres y abuelos sin comida. Figura en el pedido de informes adjunto y lo reconoció Adorni», agregó.

La Iglesia también le pidió al gobierno que entregue los alimentos

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea, le pidió al Gobierno nacional que entregue los alimentos retenidos en galpones. «Nos hemos enterado sobre la existencia de dos depósitos de alimentos que tienen cinco millones de kilos de alimentos guardados. No entro en las razones por las que están guardados, pero pienso que en un tiempo de emergencia alimentaria rápidamente tienen que ser entregados», expresó Ojea en sus redes sociales.

El jueves, el vocero de la Presidencia, Manuel Adorni, dio dos vesiones oficiales sobre la retención de los alimentos: una es que iban a ser usados si hubiera una contingencia climática y la otra es que no fueron entregados porque la Justicia investigaba a los comedores «truchos».

«Efectivamente existen. Tienen diferentes fechas de vencimiento, no están por vencerse. En todo caso, los que tienen fecha más próxima a vencerse se van a distribuir. Son alimentos adquiridos por la administración anterior y están allí porque evidentemente, por las auditorías que hizo la ministra, un buen porcentaje de los comedores eran truchos, no existían o no tenían la cantidad de gente que decían tener», dijo Adorni en la conferencia de prensa que da habitualmente en Casa Rosada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *