Jue. May 6th, 2021

En la actualidad son alrededor de 64.000 los usuarios morosos y con riesgo de corte del servicio.

La pandemia del coronavirus puso la economía mundial patas arriba y, en el caso argentino, complicó mucho más aun la situación crítica que ya se traía. En ese contexto y con la prohibición de corte de los servicios públicos que impulsó el gobierno de Alberto Fernández en marzo del año pasado, en la provincia la deuda de los usuarios con las empresas distribuidoras, Energía San Juan y DECSA, alcanzó al mes de marzo los $1.115 millones, según un informe de CAMMESA.

De la cifra total, $1.057 millones pertenecen a deuda con Energía San Juan y los $58 millones restantes con la distribuidora de Caucete. En toda la provincia hay alrededor de 64 mil usuarios residenciales en mora y con alto riesgo de corte de servicio.

Si bien siempre existió una deuda flotante de los usuarios con las empresas distribuidoras de energía, esto creció en el último año de manera exponencial. Hay que recordar que en marzo del año pasado, ni bien inicio la cuarentena para mitigar los efectos del coronavirus, el gobierno nacional sacó un Decreto de Necesidad y Urgencia que establecía la prohibición de los cortes por falta de pago de los servicios básicos de gas, agua, telefonía fija y luz. Esto terminó el pasado 31 de marzo y hoy la situación de los morosos es caótica, ya que los cortes de servicio están a la orden del día. Además y como dato no menor, desde el pasado 17 de marzo, rige un nuevo incremento del servicio eléctrico que ronda el 7%, tal cual autorizó en la última audiencia de revisión el EPRE.`

“Hace algunos días CAMMESA me hizo llegar un informe que verdaderamente es alarmante. En San Juan los usuarios le adeudan a Energía San Juan $1.057 millones y a DECSA, en Caucente, $58 millones”, contó el diputado nacional Walberto Allende, reconocido por su lucha contra los incrementos en las tarifas de servicios públicos. En el mismo sentido apuntó que “esto marca, de alguna manera, la crisis actual que hay para afrontar el pago de los servicios públicos”.

En la actualidad la morosidad a Energía San Juan es del 30% y engloba a 60 mil usuarios residenciales. En tanto que, en Caucete, el porcentaje es similar y representa 4.000 usuarios, según informó Federico Torres, responsable de DECSA.

Diario Huarpe