Spread the love

En medio de la fuerte suba del dólar blue (que esta semana superó los $1.000 por primera vez) y cuando la inflación no se detiene, el precio de la carne volvió a tener un proceso de varias subas consecutivas en San Juan. Desde el sector informaron que el incremento ronda el 20% y la molida fue el corte que más aumentó. Esto, cuando el consumo llegó a marcar en las últimas semanas un descenso cercano al 40% en la provincia y aún no se recupera.

Fuentes vinculadas al sector indicaron que, la media res suma un aumento del 15% en los últimos días, lo que se traduce en alrededor de $300 por kilo. Pero, esa suba siempre se traslada con montos mayores al mostrador.

De ese modo, en promedio, los precios del kilo en San Juan quedaron del siguiente modo:

– Asado: salía $2.500 y ahora se vende a $2.800 el kilo

– Costilla: costaba $1.800 y ahora sale $2.200 el kilo

– Blanda: pasó de costar $2.600 a valer $3.000 el kilo

– Molida: antes estaba a $2.000 y ahora cuesta $2.500

Los carniceros indicaron que el incremento en los precios se registró entre los pasados sábado, lunes y martes. Y no descartan nuevos aumentos para los próximos días.

En cuanto al consumo, marcaron que a pesar de que desde finales de septiembre los precios habían bajado, no llegó a recuperarse. En este sentido, desde unos de los frigoríficos locales, habían informado que, el consumo llegó a caer 40% después de que el kilo de algunos cortes llegó a valer casi $3.000 (en agosto) y que, a pesar de los cambios en los valores, las ventas no subieron demasiado.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *