Spread the love

Dentro de su plan de ajuste y déficit cero, Javier Milei decidió dar de baja el PROVIAR II (Proyecto de Integración de Pequeños Productores a la Cadena Vitivinícola), financiado con Aportes No Reembolsables (ANR) de la Nación y que estaba destinado a financiar iniciativas de pequeños productores de la industria vitivinícola que no acceden fácilmente al crédito.

Así lo confirmó Mario González, el presidente de la COVIAR, en el programa “Conexión Agro” de Radio Nihuil de Mendoza.

El PROVIAR II fue dado de baja junto a todos los que se financiaban con ANR a nivel nacional, sin embargo, hay un detalle a tener en cuenta: en noviembre de 2023, ya estaban habilitados los fondos por U$S 8 millones, que nunca llegaron a ejecutarse y tampoco está claro cuál fue su destino.

Hay que tener en cuenta que quien ejecutaba ese dinero era el Instituto Nacional de Vitivinicultura y no la COVIAR.

Un programa que quedó en la nada
El PROVIAR es una iniciativa de larga data. La primera edición fue gestionada por la COVIAR, en 2012. Los resultados fueron tan buenos que el BID “felicitó a la entidad por la forma en la que habían invertido la totalidad de los fondos”, según contó González.

En 2021, el exministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, anunció el lanzamiento del PROVIAR II, que consistiría en un fondo de ANR por U$S 50 millones, de los cuales, 40 iban a ser aportados por el BID y 10 los depositaría Nación. Sin embargo, el crédito debió esperar dos años, hasta marzo del 2023 para la aprobación total del BID, en tanto que la convocatoria para los proyectos, se realizó en julio pasado.

Se presentaron 300 grupos asociativos (el 70% mendocinos) de 14 provincias vitivinícolas, y una primera parte del dinero para las iniciativas (U$S 8 millones) estuvo disponible en noviembre del 2023.

Sin embargo, ese dinero no fue otorgado a los productores y no se sabe cuál fue su destino. Cuando se inició la gestión de Carlos Tizio en el INV, él propuso destrabar esos fondos, pero no lo consiguió. El punto es que si el dinero de un crédito ya otorgado por el BID no se utiliza, la Nación debe pagar una multa por esto. Ahora y después de meses de incertidumbre, el gobierno de Javier Milei ya dijo que esos fondos se dieron de baja y nunca llegarán a los productores, al menos en forma de ANR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *