Jue. Jun 24th, 2021

Es el empresario y ex funcionario que está preso desde noviembre de 2019. Al menos cuatro sujetos entraron a su celda y lo atacaron a golpes y quisieron asfixiarlo. Este mismo reo denunció que fue agredido y amenazado por otras personas en 2020 y apuntó al ex intendente Julián Gil.

El caucetero acusado de abusar de su hija y prostituirla, casi muere asesinado por otros presos dentro del penal de Chimbas. Denunció que lo golpearon e intentaron asfixiarlo. A su compañero de celda también le pegaron. El hombre es el empresario y ex funcionario municipal que en septiembre del año pasado aseguró que le dieron una paliza y amenazaron en la cárcel y que acusó al ex intendente Julián Gil como mentor de esos ataques.

El hombre se encuentra procesado y alojado en el Servicio Penitenciario Provincial desde noviembre de 2019 y radicó la denuncia por este último ataque en la Seccional 30ma. Fuentes judiciales confirmaron que tomó intervención el juez de instrucción Guillermo Adárvez, quien ordenó a las autoridades penitenciarias que pusieran bajo protección al preso y lo aislaran por su seguridad. El caso pasará a ser investigado en la Unidad Fiscal de Investigaciones del CAVIG, dado que, además, se habla de que lo agredieron sexualmente, según fuentes del caso.

Grave acusación

Está acusado de graves delitos en perjuicio de su hija mayor: abuso sexual con acceso carnal, promoción de la prostitución infantil y promoción a la corrupción de menores, todo esto agravado por el vínculo. Esa joven denunció que el empresario y ex funcionario caucetero abusaba sexualmente de ella desde que tenía 13 años, pero que también la entregaba como objeto sexual a otros hombres conocidos en Caucete a cambio de favores políticos o negocios. El caso es escandaloso, al punto que salpicó a otros personajes cauceteros como al ex intendente Julián Gil, al puntero político Silvio Ibáñez y a Emilio Mendoza Merelles, hijo de otro ex jefe comunal.

En una entrevista que dio a TIEMPO DE SAN JUAN, el empresario afirmó que es inocente, que su hija lo denunció falsamente y que es manipulada por Julián Gil, con quien mantiene viejas disputas. Responsabiliza de todo al ex intendente y asegura que éste, no sólo mantuvo encuentros sexuales con su hija cuando esta era menor, sino que también abusó de otra hija más chica. A raíz de estos datos que surgieron en la investigación, el ex intendente de Caucete junto a otras personas fueron indagados en el Tercer Juzgado de Instrucción. Actualmente se encuentran con falta de mérito.

Hostigamiento

El empresario caucetero denunció en septiembre del año pasado que un guardiacárcel lo pegó dentro de la cárcel y que otro ex penitenciario caucetero fue a visitarlo al penal en nombre de Julián Gil y lo amenazó de muerte. En aquel entonces, el abogado Nicolás Fiorentino –su defensor- realizó una denuncia penal y pidió protección para reo.

Ahora se conoció de un nuevo ataque contra el ex funcionario municipal caucetero. El hecho trascendió este lunes, pero, según la denuncia, ocurrió la madrugada del 15 de mayo pasado dentro del Sector II del penal de Chimbas. Según las versiones, otros cuatro o cinco presos entraron a su celda y lo golpearon brutalmente. Lo mismo hicieron con el otro reo que comparte el calabozo. Después le pusieron una bolsa de naylon en la cabeza e intentaron asfixiarlo.

“No llegaron a matarlo gracias a que intervinieron otros presos o los guardias”, comentó el abogado Nicolás Fiorentino, que se excusó de dar más detalle. Lo que sí aseguró fue que el interno presenta lesiones, que realizó la denuncia y que ya abrieron una causa penal para investigar el ataque. El reo reconoció a sus agresores, entre ellos estarían un tal “El Pelado” Méndez, Carrizo y Núñez, todos alojados en el pabellón destinados a presos por delitos sexuales.

Tiempo de San Juan