Mar. Jul 27th, 2021

La mujer de 23 años estaba atada a la cama. Su novio ya le había rociado el cuerpo con nafta y tenía los fósforos en la mano. Con esa escena se encontró la policía al llegar a la casa de la localidad cordobesa de Cosquín. Los efectivos intervinieron rápidamente y la salvaron de que la prendiera fuego viva.

Los gritos de la víctima pidiendo auxilio habían alertado a los vecinos del barrio Remembranza. Alguien llamó al 911 y evitó que el hombre, de 28 años, pudiera concretar el ataque.

Los efectivos detuvieron a la pareja de la víctima y lo trasladaron a la comisaría, donde quedó detenido como presunto autor del delito «homicidio calificado en grado de tentativa». La mujer fue asistida en un centro médico.