fbpx
Spread the love

El Gobierno habilitó a partir de este miércoles la venta sin receta en farmacias de todo el país de la «pastilla o píldora del día después», un método para evitar embarazos no deseados en una situación de emergencia.

La nueva reglamentación quedó oficializada a través de la Resolución 1062/2023, que fue publicada en la última edición del Boletín Oficial y llevó la firma de Carla Vizzotti, titular del Ministerio de Salud de la Nación, quien había anunciado la medida durante la tarde del martes.

En el documento se destaca que «el acceso a la anticoncepción en todas sus formas se enmarca en los derechos sexuales y reproductivos, reconocidos como derechos humanos básicos», al tiempo que se advierte respecto de la «dificultad de acceso a los servicios de salud, a los insumos anticonceptivos y a la educación que tienen algunos sectores de la población».

En ese contexto, «se considera prioritaria la accesibilidad a la prevención de un embarazo no intencional, por lo que toda persona en edad fértil debe tener acceso oportuno y sin restricciones normativas a la anticoncepción hormonal de emergencia».

Debido a su mecanismo de acción, que inhibe la ovulación, «su eficacia es extremadamente sensible al tiempo y constituye un respaldo de urgencia, efectivo y seguro, luego de una relación sexual sin protección o en la que el anticonceptivo falló o se usó de modo inadecuado o luego de una relación sexual forzada».

«Establécese la condición de expendio “VENTA LIBRE” para todas las especialidades medicinales registradas en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) que contengan Levonorgestrel 1.5 mg», estableció el documento en su Artículo 1°.

Por su parte, a través de la Resolución 1063/2023 el Ministerio de Salud confirmó la actualización del “Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la interrupción Voluntaria y Legal del Embarazo”, mientras que a través de la Resolución 1093/2023 aprobó el Manual Clínico de «Atención integral de la salud ante situaciones de violencia por motivos de género. Herramientas para equipos de salud” y los “Lineamientos para la detección y atención de lesiones vinculadas a las violencias por motivos de género en la consulta odontológica”.

¿Cómo funciona la «pastilla del día después»?

Las píldoras anticonceptivas de emergencia previenen el embarazo por diferentes mecanismos de acción.

1. Modifican el moco cervical. El canal endocervical, por medio de las glándulas que lo revisten, produce moco cervical. Éste protege a los espermatozoides del medio ácido de la vagina. La pastilla del día después, gracias a la hormona que la compone, modifica las características de dicho moco cervical, haciéndolo más hostil para la supervivencia de los espermatozoides.

2. Retrasan o inhiben la ovulación. Esto significa que evitan o retrasan la salida del óvulo del ovario e impiden que entre en contacto con los espermatozoides.

3. Evita la implantación. Es decir, evitan que un óvulo ya fecundado se adhiera a las paredes del útero, modificando las características del tejido en donde se implanta el embarazo, el endometrio.

Efectos de la pastilla del día después

Luego de ser ingerida, se espera el sangrado vaginal desde 2 días hasta un máximo de 14 días. Si en ese lapso no ocurre, se debe realizar un test de embarazo. Luego de ocurrido el sangrado vaginal, el ciclo se normaliza, por lo general, al mes del sangrado posterior a la toma de la pastilla, a veces retrasándose no más de 14 días.

«Unos puntos a tener en cuenta es que no es efectiva si se toma antes de la relación sexual o si se ingiere alcohol. No es una píldora abortiva, por lo que no funciona después de que ya haya un embarazo. Se acepta tomarla hasta 3 veces al año (no más), debido a que la toma frecuente trae alteraciones en el normal funcionamiento de los ovarios, es decir, ciclos irregulares y fallas en la ovulación», aclara el Dr. Bensadón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *