Dom. Sep 19th, 2021

El Ejecutivo, representado por los ministros de Hacienda y Educación, reanudó este lunes la negociación salarial por un eventual incremento de cara a fin de año. En la reunión participaron los gremios docentes UDAP, UDA y AMET, cuyos referentes solicitaron el adelanto del aumento del 7 por ciento previsto para octubre.

Ante esto, el Gobierno se comprometió a brindar una respuesta y el próximo jueves volverán a reunirse ambas partes para dar a conocer una posible respuesta que marcará la continuidad de las negociaciones.

Los sindicatos también dieron pidieron una suba porque la inflación superará lo pactado en materia de sueldos y solicitaron una nueva instancia de revisión antes de fin de año. El objetivo de los sindicatos es que se cumpla con lo que prometió el gobierno nacional, a lo que adhirió la administración local: que el salario de los maestros no pierda frente al incremento de precios. En su momento, y al ser consultada sobre el pedido de los sindicatos, la titular de la cartera contable, Marisa López, había indicado que los planteos iban a ser analizados, por lo que no descartó nada.

La reunión de hoy respondió a lo que quedó plasmado en la paritaria salarial que firmó en febrero el Gobierno con los gremios. En esa oportunidad, las partes habían acordado un incremento del 50 por ciento para este año. Un 20 por ciento correspondiente a una recomposición salarial de 2020 y un 30 por ciento previsto para este 2021, liquidada en tramos: 10 por ciento desde marzo, un 7 por ciento en mayo, un 6 por ciento desde julio y un 7 por ciento en octubre, más una instancia de revisión para este mes, luego de que se diera a conocer el índice de inflación de junio, que cerró en un 3,2 por ciento. Así, los primeros seis meses del año acumularon una suba del 25,3 por ciento.

Esta última cifra es la que prendió las luces de alarma en los titulares de los sindicatos. Tanto Luis Lucero, de UDAP, como Julio Roberto Rosa, de UDA, y Daniel Quiroga, de AMET, indicaron que, con la suba de precios, los salarios de los trabajadores están hoy desfasados y no se está cumpliendo con la premisa de ganarle a la inflación. Es que, entre el 10 por ciento de marzo, el 7 por ciento de mayo y el 6 por ciento desde julio, que se empieza a cobrar el mes que viene, los docentes acumulan una suba del 23 por ciento, 2,3 puntos por debajo de la inflación. Además, si se mantiene el acuerdo vigente hasta ahora, los trabajadores deberían esperar hasta cobrar el sueldo de octubre, que se percibe en noviembre, para alcanzar el 30 por ciento previsto. Por otro lado, las proyecciones nacionales apuntan a una inflación mensual promedio del 3 por ciento, lo que llevaría a un aumento de precios a fin de año cercano al 50 por ciento. De ser así, los gremialistas entienden que debería existir una compensación para los próximos cinco meses de un 20 por ciento para que no se pierda ante la inflación.

Ante ese escenario, los gremios apuntan a que se anticipe el 7 por ciento previsto para octubre y que se liquide una mejora, la que surja de un eventual acuerdo, más una instancia de revisión en octubre para analizar el avance de la inflación hacia fin de año. Los titulares de UDAP, UDA y AMET reconocieron el esfuerzo que ha hecho la provincia para cerrar un acuerdo paritario con los docentes, al que consideran como el mejor del país. No obstante, sostienen que se debe cumplir el compromiso asumido.

fuente: diario de cuyo