Spread the love

La cúpula de la Cámara de la Construcción de la provincia se sentó ayer con el gobernador Marcelo Orrego y con el ministro de Infraestructura, Fernando Perea, para buscar respuestas a la desesperante situación del sector de la construcción tras el desfinanciamiento generado por el gobierno nacional. Tras la reunión, los empresarios salieron a comunicar una novedad importantísima: la gestión orreguista decidió activar dos instrumentos clave para que se retome, de forma paulatina y en plena crisis en el país, la obra pública sanjuanina.

Según explicó el presidente de la Cámara de la Construcción, Ramón Martínez, lo que acaba de ejecutar el Gobierno es la ampliación del sistema Delta y del AFE (Anticipo Financiero Extraordinario), dos herramientas que estaban disponibles para las constructoras, pero que ahora tienen más alcance. Lo que permiten es que las empresas puedan ir recibiendo fondos para la compra de materiales, y de ese modo retomar en el corto plazo obras públicas que estaban paralizadas o, cuanto menos, ralentizadas.

Martínez explicó que lo primero que harán es recuperar la mano de obra que estaba parada en la provincia para reiniciar sobre todo la construcción de barrios. Lo mismo harán también con hospitales, arreglos de escuelas y otros trabajos más chicos. Si bien aún no tienen armado un cronograma de obras ni pueden estimar cuántos trabajadores volverán al ruedo con esta iniciativa, sí se trazaron como prioridad hacer un organigrama lo más virtuoso posible tanto para la economía local como para el empleo.

«En principio, se le va a dar prioridad a las obras que tienen mayor avance», detalló el empresario. Luego, conforme se vaya avanzando con los trabajos, se intensificará el uso de las dos herramientas financieras que puso el Gobierno para seguir adelante, tanto en la compra de materiales (tratando de hacer el mayor acopio posible en la primera etapa, debido al avance de la inflación) como en la contratación de mano de obra.

De acuerdo a lo que se habló en la reunión, Martínez dijo que esto es posible porque el Gobierno estuvo pagando deuda con las empresas, utilizando fondos locales debido a que la Nación aún no cancela su propia deuda con la provincia. Como ese proceso ya llegó a su fin, entonces las autoridades comienzan ahora a usar ese mismo presupuesto para volcarlo en esta recuperación paulatina de la obra pública.

«Es el principio del camino, pero hay que seguir avanzando. El Gobierno ha abierto un canal de diálogo importante y fuimos escuchados», remató Martínez.

Representantes de primera línea

A la reunión con el gobernador y con el ministro de Infraestructura asistieron el presidente y el vice de la Cámara de la Construcción, Ramón Martínez y Santiago Olguín, respectivamente. También participó el secretario de la entidad privada, Juan Manuel Galvarini, y a la delegación la completó Alejandro Palucchini, de parte de la empresa MAPAL, con vasta trayectoria en la obra pública sanjuanina. Luego del encuentro y del acuerdo para reactivar el sector, la Cámara publicó un comunicado oficial en el que detalló que «se acordó, en este encuentro, que nuestra institución siga trabajando en conjunto con el señor ministro de Infraestructura en todos los detalles necesarios para poder avanzar en la reactivación del sector». Y se hizo hincapié en la aplicación del Delta y el AFE, herramientas creadas anteriormente por decreto para que las empresas puedan avanzar en la compra de materiales.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *